lunes, 20 de octubre de 2014

Risotto de camagrocs



Antes de poneros la receta os traigo una idea que hice hace unos días de la que estoy muy contenta de como queda e incluso he pensado en hacer diferentes variedades para poder regalar.

Casi casi por arte de magia cayó en mis manos un frasco de camagrocs o trompeta amarilla, este tipo de seta seca es muy práctico para poder guardar en nuestra despensa y disfrutar de esta deliciosa seta durante más tiempo.

Pues bien, estas setas las mezclé con aromáticos secos y arroz bomba en un mismo tarro durante dos o tres días y el día que lo utilicé sólo me faltó 1l de caldo vegetal, mantequilla y queso parmesano. Al abrir el tarro todo el arroz tenía un olor a camagroc impresionante y el risotto salió perfecto.






Este risotto lo he cocinado con mi nueva cazuela de BRA, va perfecta.
.



Ingredientes para 4 personas:

250 gr de arroz bomba
25 gr de camagrocs secos
2 cucharadas soperas de cebolla frita
1 cucharada sopera de perejil seco
1/2 cucharada sopera de romero seco y 1/2 de orégano.


casi 1 l de caldo vegetal
1 cebolla mediana picada
2 ajos pequeños picados
aceite
mantequilla una nuez
1 vasito de vino blanco
sal y pimienta
queso parmesano

Para hacer el preparado de arroz:

Con ayuda de una picadora o la Thermomix controlando las velocidades, triturar unos segundos las setas, no deben quedan muy picadas, a trozos pequeños,

En un bol poner el arroz, la cebolla frita, perejil, romero, orégano y las setas picadas, mezclar bien todos los ingredientes y guardar en un tarro de cristal. Yo lo utilicé en dos días.

Para hace el risotto, picamos la cebolla y el ajo muy pequeño y lo sofreímos con un poco de aceite a fuego suave, cuando esté bien pochada añadir el arroz y sofreír unos minutos más, añadir el vasito de vino blanco y dejar reducir. Salpimentar.

Ir añadiendo a la cazuela el caldo caliente, primero dos o tres cazos y sin dejar de remover añadir a medida que el arroz lo pida, ha de cocer entre 18 y 20 minutos todo depende de como os guste el punto del arroz.

Cuando le quede un minuto añadir la mantequilla y mezclar bien, por último el queso rallado y volver a mezclar bien para que se integre en el arroz. Servir inmediatamente.