Guiso de calabaza con garbanzos




Ya os he hablado en muchas ocasiones de algunos ingredientes que me gusta tener de fondo de nevera, para mi son imprescindibles en aquellos momentos que tienes poco tiempo, llegas tarde a casa o el trabajo no te deja preparar la comida con tranquilidad.
Huevos, queso, pasta o cereales cocidos, verduras y cremas son mis grandes aliados.
Con el congelador suelo hacer lo mismo. Tengo tuppers llenos de legumbres cocidas para cualquier ocasión, lentejas, garbanzos o judías me han salvado más de ocasión tanto para un guiso, ensalada, hummus o potaje.
Este guiso es de esos que apetecen desde primera hora de la mañana a la que bajan un poco las temperaturas. Lleva ingredientes muy sencillos, se prepara en un periquete y en totalmente vegetariano.


Ingredientes:
1 kg de garbanzos cocidos
400 gr de calabaza
2 tallos de cebolleta
2 ajos
 aceite
sal
1 hoja de laurel
3 cucharadas soperas de tomate casero
1 cucharada de postre de curcuma
1/2 cucharada de postre de chipotle
1/2 l de agua o de caldo de verduras 
perejil picado

Vamos a aprovechar los tallos de las cebolletas, escogeremos los más frescos, en el caso que no dispongas utiliza una cebolla grande.
Sacar la primera capa del tallo, lavar bien y picar finamente.
Pelar y cortar la calabaza y cortar en dados también pequeños
Picar los ajos.
 

Poner a calentar una cocotte con un poco de aceite, cuando esté caliente incorporar la cebolleta picada junto los ajos. Pochar unos 5 minutos a fuego medio, añadir el tomate frito mezclar y continuar pochando otros 5 minutos. 
Incorporar los dados de la calabaza, la hoja de laurel, la cúrcuma y el chipotle.
Dejamos sofreír la calabaza unos 10 minutos.
Si has hecho los trozos de calabaza más grande déjala un poco más. 
Añadir el caldo, dejar cocer un par de minutos y añadir los garbanzos cocidos.
Mezclamos de nuevo para que se integren bien todos los ingredientes y rectificamos de sal y pimienta.



Es un guiso delicioso y muy reconfortante.
En muchas ocasiones he completado este guiso con unos huevos cocidos o con rebanadas de pan tostado con un poco de ajo y perejil. Si lo pruebas ya me contarás si te ha gustado.




Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como Facebook o Instagram
back to top