Lubina a la sal




Cocinar pescado a la sal es de esas técnicas que hasta que no lo pruebas no eres consciente de lo que te has perdido.
Recuerdo la primera vez que cociné un pescado a la sal, fue una dorada. No las tenía todas pero cuando sacas el pescado del horno y ves el resultado es cuando te das cuenta que has tardado demasiado tiempo en probar esta técnica.
¿Cómo se puede cocinar un pescado con tanta sal?
Tan sencillo como que el pescado se cocina con sus propios jugos porque la costra mantiene la humedad mientras se cocina y aunque parezca sorprendente y más si es la primera vez que lo preparas, el alimento nunca queda salado.
Es una técnica muy sencilla, la sal debe humedecerse para que forme una costra y lo podemos hacer de dos maneras; con una clara de huevo con agua.
El tiempo de cocción dependerá del peso del pescado. Unos 25-30 minutos de cocción a 200ºC-210ºC por cada kg de peso.
En mi caso, mi lubina pesaba 1.200kg y la tuve 30 minutos.
Cocinar pescado a la sal es una de las opciones más festivas sobre todo de cara a navidad.
La sal que se utiliza es específica para cocinar pescado a la sal y se encuentra sin ningún problema en cualquier supermercado. Es una sal mucho más gruesa que la sal común, puede que algunas sean un poco más gruesas que otras, pero la que no hay que utilizar es la sal fina, esta podría estropear el alimento por penetrar dentro del alimento.

Ingredientes:
lubina de 1,200kg limpia de vísceras 
2 kg de sal gruesa 
30-40 gr de agua 
Ralladura de un limón
Para acompañar la lubina hice unas patatas panaderas que le van de maravilla.
Puedes ver la receta en mi biografía de Instagram ChezSilviabym
Preparación:
Lavar bien el pescado y secar con papel de cocina.
Poner en un bol grande la sal con la ralladura de limón y el agua para humedecer ligeramente.
Busca una bandeja que pueda ir al horno, puede servir la misma bandeja del horno y distribuir en el fondo una capa de sal de 1/2 cm de grosor.
Colocar encima la lubina y seguir cubriendo con el resto de sal hasta poner toda.
Presionar con las manos la sal para que quede compacta y pegada en el pescado.
Dejaremos sin cubrir de sal la parte del ojo y el final de la cola.
Precalentar el horno a 210ºC y hornear la lubina unos 25-30 min.
Sacar el pescado del horno y comprobar su cocción. El ojo que no hemos cubierto de sal si es de color blanco es que el pescado está totalmente cocido. También tenemos la cola, si se desprende sin problema tambien es un indicador que el pescado está perfectamente cocido.
Con un cuchillo romper la sal por una parte lateral del pescado, hacer palanca y sin problema se desprenderá  una buena capa de sal.
Con la punta de un cuchillo ayúdate para levantar la piel de pescado y sacar los lomos para servir aliñados sólamente con aceite de oliva y como guarnición acompañar con las patatas panaderas,  


Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como Facebook o Instagram
back to top