Tortilla de calçots con bacalao y salsa romesco

Cada año organizamos varias calçotadas, nunca viene una sola ya que la temporada de calçots tampoco es muy larga y hay que aprovechar al máximo esta apreciada cebolla.
Como nos reunimos bastantes, la cantidad de calçots suele ser considerable y siempre la acompañamos de una BBQ de carnes y sus respectivas salsas,  romesco y un buen alioli.

Después de casi comer entre todos unos 200 calçots, me guardé unos cuantos cocidos para cocinar esta tortilla, también le he puesto bacalao que en mi congelador nunca falta, lo guardo desalado y por piezas individuales.
Ingredientes:
6 calçots cocidos
1 trozo de bacalao desalado
3 huevos frescos
sal y pimienta
Sacar de cada calçot todas las capas negras hasta que nos queden limpios, cortar en trozos medianos.
Desmigar el bacalao ya desalado también en trozos más o menos pequeños.
Batir los huevos con un poco de sal.

En una sartén saltear brevemente los calçots junto el bacalao, un minuto, añadir los huevos batidos y dejar cuajar la tortilla.

Acompañar la tortilla de pan o pan con tomate y la salsa romesco.

Esta tortilla se puede hacer igualmente con los calçots en crudo, pochando durante un rato previamente los calçots como si pocharamos cebollas, pero el sabor a brasas que tienen los cocidos al fuego, le dan a la tortilla un sabor único y típico a calçot a la brasa.

Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter

© Chez Silvia | Theme by Maira G.