Croquetas de salmón y coco

No conozco a nadie que no le gusten las croquetas, son tan versátiles que podríamos comer cada día una ración diferente.
De entrada ya te aviso que si nunca has preparado croquetas de salmón con esta receta vas a romper la racha, son una pasada de buenas, vamos que se merecen premio seguro.
Suelo preparar con frecuencia croquetas para tener siempre en el congelador, son una salvación en muchas de mis cenas o para aperitivos del fin de semana.
En muchas ocasiones las preparo con el robot de cocina por comodidad, más que nada por la temida bechamel, según que días parece que cuesta más disolver la harina en la leche y no puedes evitar que aparezcan grumos, si es así la solución es un golpe de turmix y se continúa con la receta.
Con esta receta nos vamos a olvidar de los robots de cocina, las vamos a preparar de modo tradicional, en una sartén y con mucha paciencia y golpe de muñeca, la receta es sencilla pero para que la bechamel sea muy cremosa hay que moverla con las varillas manuales durante un rato
Estas croquetas también saben a coco, la masa no lleva específicamente coco, el sabor se lo daremos con el aceite de coco que haremos servir para dorar el pescado y en el rebozado mezclando un poco de coco en polvo con el pan rallado.
Está claro que si no te gusta el coco, prescinde totalmente de él y prepara la receta con aceite de oliva.
Consejos para evitar los grumos en la bechamel

* La leche no debe estar fría de la nevera, para que no hayan cambios bruscos de temperatura, mejor que sea natural o un poco caliente.
* Mejor remover la bechamel con una varilla en vez de una cuchara de madera o lengua, ayuda a disolver los pequeños grumos que se puedan formar.
* También se puede tamizar la harina pasándola por un colador.
* Mezclar un poco de aceite a la mantequilla, de esta manera evitaremos que se queme mantequilla.

Ingredientes para unas 24 croquetas según el tamaño:
200 gr de salmón fresco
1 cucharada de aceite de coco (opcional) o aceite de oliva virgen
Para la bechamel:
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla picada finamente
1 ajo picado
50 gr de mantequilla
80 gr de harina tamizada
1/2 l de leche ( yo semidesnatada)
sal, pimienta y un poco de nuez moscada.
1 nuez de mantequilla para emulsionar la bechamel al final.
Para el rebozado:
Pan rallado ( el mío lleva mezclado ajo y perejil en polvo)
huevo batido
2 cucharadas soperas de coco en polvo (opcional) 
Para freír:
Aceite de oliva virgen 
Poner en la misma sartén que preparemos la bechamel una cucharada de aceite de coco a calentar y dorar los filetes de salmón que habremos cortado a dados un par de minutos con un poco de sal y de pimienta. Reservar.
En un cazo calentar la mitad de la leche con el salmón dentro, cuando rompa a hervir bajar el fuego y cocer el pescado otros dos minutos.
Sacar el salmón y dejar enfriar en un plato para poder desmigar con los dedos.
Desechar el aceite de coco que quede en la sartén, pero no hace falta limpiarla.
Colar la leche por si hay algún trocito de salmón y juntar con la otra mitad que tenemos reservada, de esta manera vamos a aportar más sabor de salmón a la masa de las croquetas. Comprobar que haya 1/2 l de leche en total sino añadir la que falte.
Poner en la sartén el aceite  y rehogar la cebolla y el ajo bien picado. Poner un poco de sal a la cebolla, así la ayudaremos a sudar, dejar unos minutos hasta que esté bien pochado.
Incorporar la mantequilla y dejar que se funda junto la cebolla y el ajo pochado e incorporar la harina y revolver bien para que se tueste ligeramente.
Comenzar a añadir la leche muy a poco a poco y en poca cantidad y mezclamos bien con la varilla hasta que se haya incorporado totalmente, seguimos añadiendo el resto de la leche y removiendo a la vez hasta incorporar toda la leche y obtener una bechamel espesa.
Bajar la potencia del fuego y seguir con la varilla en movimiento constante, podemos tardar unos 10-15 minutos pero de esta manera conseguiremos una bechamel muy suave y cremosa.
Rectificar de sal y pimienta y añadir una pizca de nuez moscada.
Retiramos del fuego e incorporamos la nuez de mantequilla ,mezclar hasta que se funda y por último añadir el salmón desmenuzado y acabar de mezclar.
Pasar la masa a una fuente y tapar con papel film en contacto y dejar enfriar, una vez fría guardar en la nevera para formar las croquetas al día siguiente.
Para formar las croquetas:
En mi Instagram tengo un vídeo guardado donde podrás ver cómo funcionan mis nuevas pinzas para formar croquetas o albóndigas, son muy prácticas ya que todas las croquetas se forman del mismo tamaño y puedes escoger dos tamaños, también tienes dos moldes con dos tamaños diferentes para formar albóndigas.
Para formar bien las croquetas con las pinzas es importante que la masa de las croquetas sea firme pero suave y antes es recomendable mojar las tijeras en agua, de esta manera la masa no se engancha y se desprende fácilmente.
Una vez formadas ya sólo queda pasar las croquetas por harina de trigo, huevo batido y el pan rallado a la que debes añadir si quieres el coco rallado
Para freír las croquetas prefiero hacerlo en un cazo que en una sartén, será una manía pero lo he hecho toda la vida.
El aceite debe estar muy caliente a unos 175ºC-180ºC, yo utilizo aceite de oliva 0´4ºC pero utiliza el que te guste más.
Freír las croquetas en poca cantidad para que no pierda temperatura el aceite y dejar hasta que estén doradas, que será un par de minutos.
Pasar las croquetas a un plato con papel de cocina para absorber el aceite restante.
Acompañar de una ensalada verde, o de tomate, aunque son perfectas para el aperitivo.


Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter

© Chez Silvia | Theme by Maira G.