Lomo de cerdo glaseado para triunfar en Navidad



Ya tenemos las navidades encima y aunque este año van a ser unas navidades muy atípicas por la situación que nos encontramos hay que seguir sin perder el ánimo y con ilusión por las cosas.
Este año las mesas familiares van a ser más pequeñas que otros años y nos tendremos que repartir los días para ver a todos los familiares.
Seamos más o menos pocos hay que pensar en los menús navideños, no creáis que yo ya estoy pensando en los míos, incluso voy a cocinar platos que os iré proponiendo durante unos días.
La receta de hoy la vamos a destinar a segundo plato, una propuesta que os va a gustar seguro.
A nosotros nos ha encantado por varias razones y os aseguro que todo son ventajas.
 Para empezar nos encantan las carnes asadas, y esta se podría decir que nos ha recordado por su aspecto a la típica receta de carne asada glaseada que se ven en las películas de navidad.
La gracia de esta receta es el glaseado y aunque veas muchos ingredientes, que los lleva, es una receta muy sencilla de preparar y a parte del tiempo que os recomiendo que tengáis en maceración este lomo se cocina  en 50 minutos.
Como no necesitas mucho tiempo te aconsejo que como mucho adelantes unas horas antes la salsa del glaseado y el mismo día sólo la tienes  que dejar macerar y cocinar.
El ingrediente principal es la cinta de lomo, la mía es de Cal Marc es un trozo de carne magra y muy sabrosa ideal para cocinar entera.  este trozo es de dos colores, se trata de la punta del lomo, tiene una capa de grasa que lo cruza de ahí que resulte tan sabroso y jugoso.
Y por último y no menos importante es una receta económica.
El cerdo glaseado es un plato fácil de preparar y es para quedar muy bien, vamos que no vas a equivocarte si lo cocinas con una buena pieza de cerdo.
Como te he dicho el glaseado es la clave del éxito de esta receta, a base de azúcar, miel. jengibre, canela y algunos otros ingredientes para conseguir el resultado que se merece.
Como guarnición te recomiendo un sencillo puré de patata con aroma de vainilla, es un sencillo puré de patata pero con la vainilla sube de nivel y junto a la salsa glaseada es infinitamente más bueno.
***
Ingredientes:
1 cinta de lomo de dos colores de 1,200 kg
aceite de oliva
granada (opcional)
Para la marinada:
100 ml de salsa de soja
30 gr de azúcar mascabado
150 gr de miel
2 dientes de ajo picados
1 cda postre de mostaza Dijon
1 cda postre de mostaza de miel o tipo Savora
Zumo de  1 naranja 
1 cda postre de jengibre rallado
1 cda postre de cebolla deshidratada
1/4 de cda de postre de canela
100 gr de salsa agridulce de chile
2 cdas postre de paprika o pimentón de la Vera
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta
Para el puré de patatas:
5-6 patatas
leche o nata 
mantequilla
1 cda café de pasta de vainilla
sal y pimienta
Empezamos por poner todos los ingredientes de la marinada en un bol y mezclar bien.
La carne mejor si la tenéis fuera de la nevera al menos una hora antes de preparar la receta.
Atar la carne para que no pierda la forma mientras se cocina y ponerla en una bandeja con todo el líquido de la maceración.  
Dejar macerar unos 45 minutos, dándole la vuelta a medio tiempo para que se macere igual por los dos lados.
Mientras podemos preparar el puré empezando por hervir las patatas con piel unos 25 minutos si son medianas.
Pelar y pasar por un pasapurés, salpimentar e incorporar la nata o leche al gusto y la mantequilla.
Cuando tengamos el puré con la consistencia deseada y bien mezclado añadimos la vainilla y mezclamos bien. Reservar.
Una vez macerada la carne la escurrimos y reservamos la salsa del glaseado.
Poner en una cazuela o fuente que también pueda ir al horno un poco de aceite y dorar la carne unos 3 minutos por lado, no poner en fuego muy alto para que no se queme al llevar azúcares, con dejarla un poco dorada es suficiente.
Incorporar de nuevo las salsa y cocer la carne a fuego medio-bajo (5-6 inducción) durante media hora tapada.
Durante todo este rato iremos girando la carne y con una cuchara la iremos regando con el jugo.
Precalentar el horno a 180ºC
Pasar la cazuela o fuente al horno y continuar la cocción 15 minutos más regando todo el rato la carne para que se impregne más el glaseado.
Sacar del horno y dejar reposar unos minutos.
Pasar la salsa a una salsera.
Cortar la carne a rodajas y napar un poco con la salsa. El resto poner en la mesa para que cada comensal se sirva la que necesite.
Decorar con unos granos de granada
Servir con el puré de vainilla.


Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como Facebook o Instagram
back to top