Muslos de pollo a la naranja


Hoy toca receta de las que me gustan y me refiero al sistema de cocinar, empezando por una maceración, siguiendo en los fogones y acabando en el horno.
Sin duda los guisos de aves o carnes en cocotte son mis preferidos, entro en una armonía que no puede gustarme más, empezando por concentrar los sabores que quiero potenciar mediante la maceración a primera hora de la mañana mientras hago mi recolecta de aromáticas, preparo las especias y el resto de los ingredientes.
Es una receta sencilla y la podemos preparar con antelación, es sabrosa con un toque exótico y la salsa está mortalmente buena.
También es una receta perfecta para cuando tenemos invitados o vamos a celebrar alguna comida familiar; los guisos para cuando somos muchos es la mejor opción y soy muy fan de este tipo de recetas, en casa son las que preparo porque cuando nos juntamos podemos ser 6, 12 o 20 y salen mejor de precio, las puedes preparar con tiempo y cunden más.
Ingredientes:
8/10 muslos de pollo
el zumo de dos naranjas
1 ramita de romero
Hojas de salvia
aceite de oliva
sal y pimienta
2 cucharadas soperas de salsa yakitori
2 cucharadas soperas de azúcar panela
1 pizca de canela
2 ajo picados
***
1 vaso de caldo de verduras o de pollo
5 patatas cortadas a dados

Empezaremos la receta macerando los muslos de pollo, para ello haremos el zumo con las dos naranjas y le añadimos la salsa yakitori, el azúcar panela, la canela, y los ajos picados.
Frotamos los muslos con sal y pimienta.
Cogemos una bolsa tipo zip, y ponemos los muslos dentro con las hojas de salvia y las ramitas de romero y un poco de aceite de oliva y vertemos todo el jugo de la maceración. Cerramos la bolsa y movemos bien para que se impregnen todos los muslos y guardamos en la nevera mínimo unas tres horas.
Pasado este tiempo ponemos el jugo de la maceración en un cazo y el pollo lo reservamos.

Ponemos la maceración a hervir para que reduzca un poco.
En una cocotte baja ponemos un hilo de aceite y doramos las patatas cortadas unos 10 minutos, dejaremos las patatas se doren pero seguirán por dentro crudas, añadimos los muslos de pollo y los doramos por ambos lados también deben quedar dorados y también podemos poner las ramitas de romero de la maceración.
Precalentar el horno  200ºC
Cuando las patatas y muslos estén dorados repartimos todo el jugo de la maceración por encima del pollo y si hace falta ponemos también el vasito de caldo de pollo.
Hornear unos 25 minutos girando de vez en cuando los muslos.
Servir con sus patatas guisadas y un poco de jugo.
El pan cerquita.  

© Chez Silvia | Theme by Maira G.