N.Y Cheesecake con salsa de frambuesas {Con y sin Thermomix}

La tarta Cheesecake o N.Y Cheesecake es una tarta de queso suave cuya base está hecha de masa de galletas con mantequilla y la superficie está cubierta de mermelada de frambuesa, arándanos, fresas etc, . Tiene un delicado sabor y es muy cremosa, es una tarta muy querida y cocinada.
En el blog tengo alguna receta y ninguna igual, esta receta por ejemplo no lleva nada de harina y la he batido toda con la Thermomix. Tengo otra receta  con chocolate blanco que es toda una perdición y esta cheesecake con mermelada de moras lleva un poco de harina, pero también nos gustó mucho.
La receta la voy a explicar con y sin Thermomix,nunca la había hecho y es muy cómoda de hacer.
Ingredientes para la cheesecake 
Ingredientes para la base:
300 gr de galletas tipo digestive o las auténticas graham-cracker ( en tiendas productos americanos)
70 gr de mantequilla
Para el relleno:
5 huevos frescos
600 gr de queso cremoso o philadelphia
200 ml de leche condensada´
200 ml de crème fraîche
200 ml de nata líquida
1 cucharada sopera de esencia de vainilla
30 gr de azúcar (opcional)
****
Cobertura: Salsa de frambuesas o mermelada al gusto:
2 cajitas de frambuesas frescas,  4 cucharadas sopera de azúcar moreno, 2 cucharadas soperas de vinagre en jarabe de frambuesas., sal y pimienta.
En un cazo poner las frambuesas limpias con el azúcar y saltear hasta que empiecen a chafar y formar como una mermelada, añadir el jarabe de vinagre de frambuesa y dejar cocer unos 5 minutos.  Si os
gusta más dulce añadir en el último momento más azúcar.
Dejar enfriar y guardar en la nevera.
Empezamos por la base.
Con Thermomix: 
Triturar la galletas unos 5 segundos a velocidad 5,7,9. Agregar la mantequilla y programar 5 minutos 80ºC velocidad 3.
Sin Thermomix:
Con un procesador triturar las galletas o metidas en una bolsa bien cerrada chafar con el rodillo. Agregar la mantequilla a temperatura pomada y mezclar hasta formar una masa húmeda.
Preparar un molde desmontable redondo de unos 20-23 cm, engrasarlo con mantequilla o con spray engrasante de repostería.
Verter la preparación de las galletas y cubrir toda la superficie y un poco las paredes hasta media altura, con ayuda del dorso de una cuchara. Guardar el molde en el congelador.
Vamos hacer el relleno
Con Thermomix:
Poner en el vaso limpio, los huevos y batir unos segundos a velocidad 5. Agregar el queso crema, la leche condensada, la crème fraîche, la nata, la cucharada de esencia de vainilla.
Programar 30 segundos a velocidad 5.
*Los 30 gr de azúcar los ponéis también si al probar la crema os gustara un poco más dulce.
Sin Thermomix:
En un bol poner los huevos y batir unos 30 segundos. Agregar el queso crema , la leche condensada, la crème fraîche, la nata, la cucharada de esencia de vainilla y batir todo hasta que se hayan integrado los ingredientes. 
*Añadir los 30 gr de azúcar si queréis la masa un poco más dulce.
Sacar el molde del congelador y cubrir toda la base con varias hojas de papel de aluminio para que durante el horneado al baño maría no entre agua dentro del molde. Preparar una bandeja que sepamos que cabe bien nuestro molde.
Precalentar el horno calor arriba y abajo a 180ºC, calentar el agua que pondremos en la fuente.
Verter la mezcla dentro del molde con cuidado y poner el molde dentro la fuente. 
Poner agua caliente, unos dos o tres dedos, no hace falta mucha agua.
Hornear al baño maría unos 60 minutos, la mía estuvo 1h y 20 minutos, comprobar que está cocida pinchando con un palillo si sale limpio es que está cocida. 

Dejar templar a temperatura ambiente ( cuidado al sacar el molde de la fuente), una vez fría guardar en la nevera (mejor comer de un día para otro)
Al día siguiente desmoldar y cubrir con la salsa de frambuesa o la mermelada que más os guste.
Consejos:
Si no tenéis una fuente para el baño maría hacer servir la bandeja del horno, pero poner el agua con la bandeja dentro del horno, será más sencillo el paso.
Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.
No batir demasiado para que no se forme mucho aire ya que en el horno es el causante de que muchas tartas se rompan por la superficie.
Esta tarta he visto que se hace en diferentes tiempos, según que hornos puede ir más rápido, mejor programar primero una hora y partir de aquí mirar si ya está cocida o hay que añadir algunos minutos más.
A disfrutarla!!!


© Chez Silvia | Theme by Maira G.