N.Y Cheesecake con mermelada de moras y la misma con pasta brisa preparada y alquejenjes.


Hoy os traigo una versión de cheesecake, que ya he hecho muchísimas veces por lo buena que es, con dos acabados,para que podáis escoger la que os guste más , yo comí de las dos, y me quedo con las dos ya que la primera con la versión base de galletas siempre me ha gustado mucho, y la que tiene acabado de masa de pasta brisa preparada, la encuentro ideal para aquel día que tienes que hacer un pastel de urgencias para cualquier acontecimiento y no hay casi tiempo.

De todas maneras, las cantidades que os doy da para dos tartas como las que veis, si la queréis más pequeña, hacer la mitad de las cantidades, yo hice las dos, para 10 personas, de nuevo, como las tenía que llevar a una cena que me invitaron, no hay foto de corte..... I´m sorry!!!! pero la presentación para mi es importante, y eso de llevarla ya medio cortada como que no me pareció muy adecuado.

La masa que os comento, la compré en Andorra, ya se que se puede encontrar en muchos supermercados, esta que compré de marca francesa me gustó porque era de mantequilla aromatizada con vainilla, cuando vuelva a Andorra, la compro de nuevo.

Ingredientes:  300g de galletas tipo Digestive, 75gr de mantequilla, un poco de esencia de vainilla, 50 gr de nueces, 6 huevos y 2 yemas,, 600 gr de queso tipo philadelphia,500gr de nata líquida, 3 cucharadas de harina,200gr de azúcar, un yogurt griego, mermelada de moras.

Para el acabado de la otra tarta: masa de pasta brisa preparada, unos cuantos alquejenjes para decorar.

Triturar las galletas y derretir la mantequilla en el microodas, hacer una masa de galletas con la mantequilla integrándola bien, añadir la esencia de vainilla. Picar las nueces y añadirlas a la masa.
Repartimos la masa de galletas en la base de un molde de 22cm con la ayuda de una cuchara, apretando el fondo y los lados para que quede bien apretada. Hornear 10 minutos a 180ºC. Dejar enfriar y reservar.

Batir los huevos y el azúcar hasta blanquear, añadir en el mismo bol el queso crema, la nata, el yogurt y la harina, batir hasta su completa disolución, no deben quedar grumos.

Verter esta masa sobre la base de galletas (A mi me sobró para poder hacer otra de la misma medida) y meter en el horno a 200ºC durante 10 minutos, colocamos un papel de plata encima para que no se queme la superficie.

Pasado este tiempo, bajamos la temperatura a 180ºC y la dejamos entre 45 y 60 minutos, depende de cada horno,yo la tuve unos 50 minutos. Cuando finalice el tiempo, apagamos el horno y dejamos la puerta medio abierta para que se enfríe dentro, una vez fría la guardamos en la nevera.

Desmoldar y acabar de cubrir con la mermelada de moras.


Con el resto de la masa de queso hice esta otra, pero con la masa de pasta brisa.

Estirar la masa y ponerla en un molde desmontable de 22cm, pinchar la base con un tenedor y hornear hasta que se dore un poco.
Sacar del horno y verter el resto de la masa de queso, cocer de la misma manera que la anterior, misma temperatura, mismo tiempo, quizás si el horno sigue muy caliente necesite un poco menos de tiempo.

Dejar enfriar y decorar con los alquejenjes.

Esta última la serví en el último momento con frutos rojos templados, utilicé de los congelados. En una cazuela poner dos o tres cucharadas de azúcar y dejar que se descongelen los frutos hasta formar una compota pero dejando los frutos enteros. Servir templados.




© Chez Silvia | Theme by Maira G.