Cheesecake de chocolate blanco


Os presento a mi joya en cheesecakes,tengo varias recetas pero es la primera vez que le pongo chocolate a la masa de queso, y es tan impresionante de buena que quiero compartir con vosotros esta receta.
Hace unos días tuve la alegría de recibir un paquete de chocolates Nestlé Postres, cuando decidí hacer este cheesecake no pensaba poner chocolate, pero como vi que era especial para fundir se me ocurrió integrarlo en la misma masa, se funde de maravilla.
Ingredientes: Para la base: un paquete de 300 gr de galletas tipo Digestive de chocolate, 70 gr de mantequilla fundida. Relleno: 350gr  de chocolate blanco Nestlé, 450 gr de queso de untar tipo crema, 200gr de crema de leche espesa, 1 yema, 2 huevos, unas gotas de esencia de vainilla, mermelada de frutos rojos, una lámina de gelatina, unas frambuesas para decorar.

Forrar la base de un molde desmontable con papel de horno, poner el aro y encajar.
Precalentar el horno a 160ºC.
Triturar las galletas, añadir la mantequilla fundida y mezclar hasta conseguir una pasta. Poner las galletas trituradas en la base del molde bien repartida y chafada, nos ayudamos de una cuchara. Guardar en la nevera.
Fundir el chocolate al baño maría, a parte mezclar con varillas el queso crema con los huevos y la yema,la crema de leche espesa, la esencia de vainilla, añadir el chocolate fundido y mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea.
Verter esta mezcla sobre la base de galletas. Hornear durante una hora, hasta que la mezcla quede sólida de las paredes, aunque se vea blanda del centro (no cruda) mientras se enfría, va cogiendo cuerpo.
Los primeros 20 minutos dejo que se vaya enfriando dentro del horno con la puerta abierta para que el contraste de temperatura no sea tan brusco, luego la dejo enfriar fuera, cuando está totalmente fría la pongo en la nevera.
Recomiendo hacer esta tarta de un día para otro. Al día siguiente sacar de la nevera para hacer la cobertura de mermelada. Poner toda la mermelada en un cazo a calentar, añadir la hoja de gelatina previamente hidratada e integrarla. Poner la mermelada repartida por toda la tarta y volver a poner a la nevera para que cuaje.
Desmoldar y decorar con unas cuantas frambuesas.
Aconsejo para poder disfrutarla al máximo sacarla de la nevera mientras estamos comiendo o cenando, para que vaya cogiendo temperatura.
Esta tarta la llevé a casa de unos amigos, me tocó llevar los postres, deciros que fue un éxito total, es cremosa, la base de galletas chocolateada y resumiendo toda ella.... es una barbaridad!!!!! de buena!!!
© Chez Silvia | Theme by Maira G.