Oeufs poché à la beaujolaise { Reto Cooking the chef }



Bonjour!!!

El mes pasado no pude participar en Cooking the chef hay temporadas que no las cuadras de ninguna de las maneras y por desgracia a todo no se puede llegar.
Con sinceridad todo y que la chef no era de mis preferidas, me supo mal no llegar a tiempo, y dejando de lado al chef protagonista participar en los retos que tanto se curran  Mon y  Aisha me encanta, creo que es una muy buena manera de ampliar nuestros recetarios y aprender un poco más de otras cocinas y mundos.

Y en el tercer reto llegó  Paul Bocuse un gran chef que conozco de hace mucho tiempo, he leído muchas recetas suyas y he podido cocinar otras pocas. Mi última creación varias mini tatin que hice para el 80 cumpleaños de mi padre, es su postre favorito y como detalle mencionaros que mi abuela paterna era francesa, mi padre es nacido en Barcelona pero os aseguro que gastronómicamente y algún detalle más es muy francés, su hija tiene bastantes pinceladas.

Mi receta, es sencilla en ingredientes y en dificultad más de lo que os imagináis, pero cuando la estéis comiendo os trasladareis al mismisimo comedor de Bocuse en Lyon.

El color vino manda en este delicioso plato, un beaujolais, cultivado al sur de Borgoña.

Es un vino joven que se caracteriza por tener un sabor ligero y afrutado, en el se encuentran notas de frutos rojas como fresas, cerezas y frambuesas. Además, la ausencia de taninos hace que sea un vino suave y fácil de beber. El mismo vino nos acompañó toda la comida.



Ingredientes para 4 personas:

4 huevos camperos
4 rebanadas de pan de mie o de molde (sin nueces)
crutones de pan ( con dos rebanadas)
aceite
sal y pimienta
cebollino picado
agua + una taza de vinagre blanco

Para la reducción de beaujolais:

1 botella de vino Beaujolais, necesitareis para cocinar 150 ml, el resto os servirá para acompañar durante la comida.
1 cucharada rasa sopera de azúcar.

Para la mayonesa:
1 yema de huevo
una pizca de sal
1 cucharada /p de mostaza de Dijon
150 ml de aceite de cacahuete o de girasol
1 cucharada sopera de vinagre de vino tinto
2 cucharadas soperas de vino beaujolais

En un cazo poner los 150 ml de vino y la cucharada de azúcar, dejar hervir a fuego bajo hasta que forme un caramelo, de vez en cuando ir moviendo el cazo sobre los 15 minutos habrá espesado y reducido. Pasar a un recipiente pequeño y dejar enfriar.


*Batir en un bol, la yema de huevo con la pizca de sal y la mostaza, mientras batimos vamos añadiendo poco a poco el aceite de girasol para ir montando la mayonesa.

Cuando la reducción esté fría la añadimos a la mayonesa y con cuidado volvemos a batir manualmente, nuestra mayonesa tendrá un bonito color morado.
A continuación añadimos la cucharada de vinagre de vino, mezclamos y por último añadimos las dos cucharadas de vino tinto, mezclar y guardar en la nevera.


 *El batidor que podéis ver en la fotografía es muy útil para emulsionar salsas o mayonesas, os lo recomiendo, también los hago servir para batir los huevos.




Cortamos el pan de molde en forma redonda con ayuda de un aro de emplatar y las dos rebanadas restantes las cortamos en daditos iguales.

En una sartén ponemos un poco de aceite y tostamos por ambos lados las rebanadas de pan y los crustones hasta que estén dorados. Reservar

Ya sólo nos quedan los huevos poché. Si creéis que hervidos en agua con vinagre no os van a salir, se pueden cocer dentro de papel film, se cortan 4 cuadrados de papel film y se engrasan un poco con aceite, poner en una taza de café el papel engrasado, cascar un huevo dentro, cerrar el saquito con un cordel y poner en un cazo a hervir unos 4 minutos.
Sacar los saquitos del agua, cortar el cordel y ya tendréis de esta manera los huevos bien formados.

Si vais a cocinarlos al agua, poner el agua al fuego, cuando rompa a hervir añadir el vinagre y remover el agua con una cuchara, cuando el agua empiece a dar vueltas tirar el huevo y volver a mezclar el agua con la cuchara pero alrededor del huevo, de esta manera la clara va envolviendo la yema para que quede más uniforme. Dejar cocer unos 4 minutos, o cuando ya se vea la clara cuajada y resistente para sacar pero la yema debe estar cruda.

Sacar con cuidado con una espumadera y poner encima de papel de cocina, recortando los trozos de clara que se ven feos para que quede en mejor forma.


Montamos el plato:

Poner en la base del plato una rebanada de pan tostado, encima poner con cuidado un huevo poché, napar el huevo con la mayonesa a la beaujolaise, repartir los crutones de pan tostados, y también un poco de cebollino picado.
Salpimentar los huevos y dar un toque final con un hijo de aceite de oliva.

Espero que os guste y que la disfrutéis como nosotros. 

À votre santé 







IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.