Mermelada de moras silvestres II


Cuando estoy en casa de mis padres en la casa del campo, mi mente se relaja un montón, parece mentira pero el no tener wifi ayuda mucho porque no pierdo ni tres minutos con el ordenador porque ni me lo llevo.

Disfruto haciendo lo que no suelo hacer durante la semana, visito las gallinas, recojo frutos secos o fruta, paseo con mi fiel amigo Steel y cocino todo lo que quiero.

Otra ventaja de las buenas y de la que vais a valorar tod@s los que sois amantes de los cacharritos , antigüedades, platos, cubiertos, muebles etc, todo....lo tengo a mano porque es parte de la decoración de la casa, de toda la vida hemos restaurado muebles antíguos u objetos, tienen muchas cosas que provienen de la familia o se han hecho reformar.

Ya os podéis imaginar.....un paraíso para mis recetas, fotos y los preparativos de mi
backstage.

A veces según que plato o bandeja escojo, me observan de reojo, platos de más de 100 año que contienen albóndigas por ejemplo....:))))...no papá!!! el plato lo lavaré a mano no lo pondré en el lavavajillas.... 


Hace tiempo publiqué una mermelada de moras, pero la hice con Thermomix, esta vez me apetecía hacerla a fuego lento, como se hacía todo en esta casa.


Ingredientes:
600gr de moras silvestres
zumo de limón
400gr de azúcar
Si espesa mucho un poco de agua.

Lavar las moras y sacar el rabillo de algunas, poner en un bol bien escurridas e incorporar el azúcar. Mezclar bien y dejar reposar una hora.

Poner las moras en una olla con el zumo de limón y dejar cocer a fuego medio, mezclando de vez en cuando unos 45 minutos, hasta que las moras se ablanden y formen la mermelada.
Si en los últimos minutos vemos la mermelada muy espesa, podemos añadir un poco de agua.



Preparar los tarros de cristal previamente esterilizados y llenar con la mermelada hasta el borde, tapar bien y girar al revés, yo los dejé toda la noche, así forman el cerrado al vacío.

Al día siguiente preparar el desayuno, se aconseja el fin de semana, por aquello de las prisas, el reloj, el tráfico, los niños.....esta mermelada no admite lo anterior.
Acompañar con pan, bollos, scons, mantequilla y un té o café recién hecho. En tu terraza, jardín o en tu cocina, con la prensa, con música o con tu familia.
Disfrutala como más te guste.
Crea dependencia.



IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.