Mermelada de moras silvestres


                    Fue un día muy agradable.........




Todas las recetas las hago con mucho entusiasmo, ilusión y dedicación, pero algunas parece ser que hasta les coges cariño, y esta es una de ellas.
Quizás el motivo sea que desde el principio al final de su elaboración todo es natural como la vida misma, el proceso que tuvo esta mermelada fue por un lado, recogida de frutos, selección, y confección, y por el otro cata (lo mejor) y fotografía final.


Ya os conté mis escapadas al campo, aquí la prueba del delito, no mejor dicho. La mañana estaba nublada, pero aunque amenazaba agua, sólo cogí la cesta, tijeras y la cámara.

Feliz como una perdiz mi cesta y yo, cogimos camino, a medida que se iba llenando, dos o tres abejas me acompañaban, con la mano derechas cogía moras, con la izquierda asustaba a las picadoras.

Mi única compañía fue durante unos segundos un señor que pasó con su tractor que se me quedó mirando con cara de pasmado como pensando..... que estará haciendo esta señora delante de unos matorrales!!! -pues señor!!!! (pensé)...aquí hay moras para dar y vender!!!



En casa entre pinchos y algún insecto más, hice selección de estas y aquí bien majas lucen en el colador años 50 de mi madre.







Lavar las moras con cuidado y poner estas en el vaso de la Thermomix, añadir el zumo de limón, agua y el azúcar.
Programar 30 minutos, velocidad 3, Varoma.

Si no os gustan las semillitas que se notan al masticar colar antes de envasar, yo no las he sacado, me gusta notarlas hasta en los batidos.

Rellenar los frascos hasta arriba, cerrar y girarlos, dejar toda la noche en la encimera.

Los frascos que utilizo son siempre nuevos, por aquello de evitar otras olores, una vez limpios, los pongo a hervir durante 15 minutos y los dejo escurrir para después rellenar.






Sólo puedo deciros que deliciosa de principio a fin.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.