Risotto de calabaza (di zucca)



Hoy toca uno de los risottos que me gustan más, ya he comentado otras veces o puede verse por mis recetas que me encanta la calabaza, me aficioné a ella haciendo las papillas de mis hijos, ese dulzor que tiene le da a los platos un toque que me encanta, tanto en cremas, buñuelos, pasta rellena, tortillas o en este risotto.
Con esta receta me presento al Concurso de Pastas y Arroces del blog El Rincón de la Tata, para celebrar que ha superado los 150 seguidores, desde aquí la quiero felicitar y sin darse cuenta tendrá que organizar otro concurso por qué va superar una nueva cifra.




Esta receta la descubrí en un restaurante de Barcelona, la especialidad de La Mifanera, son los arroces y este me cautivó, el responsable de esta delicia es Roger Martinez, y el mismo día salía del restaurante con el libro que acababa de publicar La Cocina del Arroz (Integral), un libro que deja con muy buen sabor de boca el propio Ferran Adrià y Carles Abellán.



Ingredientes: 400gr de arroz carnaroli, 400gr de calabaza pelada, 40 gr de mantequilla, queso parmesano rallado, 10gr de galleta Amaretti, 2 cucharadas de cebolla confitada,1l de caldo de pollo suave,1/2 de Amaretto o Disaronno,sal y pimienta.

Primero os voy a dar la receta de cebolla confitada, suelo hacer mucha y la guardo en la nevera, os irá bien para cualquier otro risotto, sabe diferente a si hicierais un sofrito con cebolla, vale la pena hacer una cantidad y guardarla en la nevera.

Para unas 10 raciones: 1kg de cebolla dulce preferiblemente de Figueres o la violeta, 1l de aceite de oliva 0´4º.

Pelar y picar las cebolla lo más finas posibles.
Poner en una cazuela la cebolla junto al aceite a confitar a fuego suave, no hace falta salar durante 30-45 minutos, hasta que quede transparente. Remover de vez en cuando.
Podéis triturarla después, o dejarla tal cual si habéis hecho los trocitos muy pequeños.
Guardar en la nevera, no se debe congelar.

 Se puede cocer la calabaza en papel de aluminio en el horno durante 20 minutos pero yo la pongo en el estuche de vapor de la Lekueé y en 8 minutos la tengo cocida.

De los 400gr cocemos 300gr y los 100 que sobran los picamos a cuchillo en trozos muy pequeños.

Una vez cocida la trituramos con el turmix hasta hacerla puré y la reservamos.

En un cazo poner la mitad de la mantequilla y la cebolla confitada, sofreír un poquito y añadir el arroz para sofreír también. Añadir el Amaretto y dejar reducir.

A continuación añadir el puré de calabaza, remover un poco y  mojar con el caldo caliente poco a poco, a medida que el arroz lo pida, y sin parar de remover con la cuchara.

Añadir los trocitos de calabaza picados, rectificar de sal y pimienta, y dejar cocer unos 15-20 minutos, o al punto que os guste más en casa nos gusta al dente.

Retiramos del fuego y ligaremos el arroz con el resto de la mantequilla y el parmesano, este proceso se llama "mantecare"y aunque no lo parezca es muy importante para dejar el arroz de aspecto cremoso y suave.
Poner encima unas galletas de almendras o Amaretti trituradas le va a dar un sabor al  plato extraordinario.

Esta receta también se puede hacer con vino blanco, pero el toque del licor deja al arroz un ligero sabor a almendra, pero si no os gusta lo hacéis con vino blanco. El toque de galleta también es especial, utilizo las galletas Amaretti que venden en la Nespresso, para esta receta van de maravilla.

Otro apunte: en casa y con amigos tiene tanto éxito este risotto que a veces lo he hecho como aperitivo, y lo sirvo en estas mini paellas de arroz, queda monismo y las raciones son las necesarias para comer de picoteo.



   Esta vez he decorado el risotto con chips de calabaza, sólo hay que cortarla con un pela patatas y freír las tiras en aceite muy caliente, si hacéis muchas, las saláis y son una riquísimas chips de calabaza para el aperitivo.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.