Tarta de manzana sin gluten

Ya estamos de vuelta, ya han pasado las ansiadas vacaciones, días de descanso, mucha playa y horas de lectura por doquier.
He desconectado bastante y un truco ha sido dejar el ordenador en casa, en más de 30 días no lo he tocado y la cámara de fotos digamos que la he tenido un poco abandonada.
He cocinado en el jardín como a mi me gusta y aunque durante las vacaciones aprovecho para cocinar platos para nuevas recetas, este año no he preparado nada nuevo y ahora es cuando debo ponerme las pilas , las reservas están bajo mínimo.
Pongo en marcha de nuevo el blog con una tarta de manzana sin gluten, es una receta muy sencilla y la he preparado con harina de arroz para dar una nueva oportunidad a este tipo de harina, hace mucho tiempo preparé unas magdalenas y aunque en casa gustaron yo las encontré de sabor o mejor dicho de textura diferentes, vamos lo que se dice disfrutarlas de lo lindo, no.
Por otro lado cuando me puse con la tarta tenía la cocina muy recogida, tanto, que no tenía ganas de ensuciar muchos cacharros y después de mucho tiempo, hice esta tarta con un solo bol y unas varillas manuales, con esto te quiero decir que  veces utilizar procesadores o máquinas no facilitan del todo el trabajo, bueno para cocinar si pero después hay que limpiar más utensilios.
La tarta muy rica, es dulce pero sin empalagar porque he combinado azúcar de panela con azúcar normal, por eso tiene ese color tan tostado, y las manzanas las he escalado unos segundos con agua hirviendo, si prefieres saltarte este paso, las pones recién peladas y listos.
Ingredientes:
3 huevos a temperatura ambiente
120 ml de leche de espelta o la que prefieras
100 gr de azúcar
100 gr de panela
2 c.c de levadura química
250 gr de harina de arroz
50 gr de mantequilla
3 manzanas peladas a gajos
un poco de canela
mermelada para dar brillo.
***
Precalentar el horno a 180º C calor arriba y abajo.
Pintar un molde de 22cm con mantequilla.
Pelar las manzanas y cortar a gajos finos, escaldar en una olla con agua caliente durante unos segundos y escurrir sobre papel de cocina.
En un bol batir los huevos junto los azúcares con unas varillas hasta que estén esponjosos.
Añadir la leche y la mantequilla derretida y a continuación añadimos la harina junto la levadura, mezclar todo sin sobrebatir.
Poner la mitad de la masa en la base del molde  y extender una base de láminas de manzana, si lo deseas puedes poner una cucharada de azúcar sobre las láminas y un poco de canela.
Tapar con el resto de la masa y colocar el resto de manzanas por encima.
Hornear entre 40 y 50 minutos, aunque a mi en poco menos de 40 ya lo tenía al punto.
Dejar enfriar en el molde y para dar un poco de brillo pintar con mermelada de melocotón.
Es perfecto tanto para desayunos, como meriendas, aunque si lo sirves con un poco de yogurt o algún tipo de helado te va a servir como postre


Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter

© Chez Silvia | Theme by Maira G.