Ensalada de zanahorias asadas

Os prometo que cuando me comí esta ensalada templada de zanahorias asadas la disfruté igual que si me hubiera comido una langosta. Con este ejemplo quiero decir que me encantan las langostas asadas pero en pocas ocasiones la puedo comer pero el día que lo hago hasta los bigotes me como.
Como si de una preciosa langosta se tratara esta ensalada me supo a gloria, por su mezcla de sabores, texturas y sobre todo por el dulzor de las zanahorias, una extraordinaria compra que pude hacer hacer unos días en el mercado de Llivia (Gerona) 
En muy pocas ocasiones encuentro este tipo de zanahorias de colores. Hace mucho tiempo cuando las compré hice este bizcocho que nos gustó mucho, aunque no lo parezca queda diferente a cuando lo preparas con zanahorias normales 
Tanto en Pinterest como en la revista Slow Veggie veo con frecuencia muchas recetas con  zanahorias de colores, incluso me atraen los dips o hummus ya que quedan de un color precioso pero no quería desperdiciar la oportunidad de saborear esta variedad y me decidí por asarlas en el horno y con ellas hacer una ensalada con legumbre y queso mozzarella.
Cuando voy a los mercados de verduras lo primero que busco son las que normalmente no encuentro o otras variedades más difíciles de encontrar. El tendero un señor francés muy peculiar iba repartiendo a los futuros clientes cortes a cuchillo de frutas y verduras. Después de probar las hojas de unas alcachofas, y una manzana nos ofrecen un especie de rábano rosado ligeramente picante que se llama Red Meat. Es un rábano un poco dulce y se puede comer tanto crudo como asado, en crudo ya me gustó y junto a estas preciosas zanahorias me iba de allí más contenta que un niño con un caramelo.
Ingredientes para dos personas:
4-5 zanahorias de colores ecológicas
250 gr de lentejas cocidas
1/2 limón en zumo
1 rábano red meat o similar
2 rodajas de calabaza
2-3 ajos sin pelar
3 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta
tomillo al gusto
romero al gusto
Hojas de salvia 
1 mozzarella fresca
***
Para el aliño: 
40 ml de aceite de oliva
2 cucharadas de pasta de Hierba limón
1 cucharada de postre de miel
Pistachos tostados
***
Precalentar el horno a 200ºC
Lavar las zanahorias y cortar en longitudinal, cortar el rábano a rodajas y la calabaza a dados medianos. Poner las verduras en una bandeja que pueda ir al horno y aliñar con el aceite, sal y pimienta y las aromáticas.
Hornear las verduras durante 30-35 minutos hasta que estén doradas y caramelizadas.
Mientras aliñar las lentejas con un poco de zumo de limón, sal y pimienta y aceite de oliva al gusto.
Preparar el aliño en un bol emulsionando el aceite con la miel y la hierba limón en pasta.
Cuando las verduras estén listas montamos la ensalada.
Poner en el plato una base de lentejas, poner por encima las zanahorias, junto al rábano y los dados de calabaza. Repartir trozos de mozzarella que podemos cortar con los dedos, las hojas de salvia y los pistachos tostados.
Rectificar de sal y aliñar la ensalada con el aceite de miel y hierba limón.
Os aseguro que os va a encantar.
Nota: 
La pasta de hierba limón, o de jengibre las utilizo en muchas de mis recetas y lo suelo comprar en los supermercados o grandes superficies y los encuentro en la nevera de las verduras al lado de las aromáticas frescas, son unos tubos muy prácticos que os van a ir de maravilla.


IMPRIMIR RECETA

2 comentarios

  1. Las hortalizas asadas son amor del bueno, doy fe. Me encantan todas, siempre, y las zanahorias en ramo, más que ninguna zanahoria insípida de bolsa :)

    ResponderEliminar
  2. Qué buena tiene que estar esta ensalada!! Yo hice hace unas semanas una ensalada templada de lentejas y le puse ajo y tomates asados. Estaba de muerte!! A veces sorprende lo rico que puede estar algo tan sencillo :)
    Patricia.

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.