Leche de almendras


Hace muchos años mi hijo tuvo que hacer una dieta muy estricta en cuanto a grasas, una de las opciones para el desayuno fue cambiar la leche de vaca por una leche vegetal y nos decidimos por la de soja.

Recuerdo que compré varias marcas y sinceramente no me gustaron ninguna hasta que di con la que me parecía de sabor más natural y agradable y es la que utilizo para desayunar cada mañana.

Con el tiempo he ido probando otros tipos como la leche de avena, coco y almendras, esta última junto a la de coco me encantan para poner en los cereales o la granola, incluso la he utilizado para poner en las cremas de verduras.

Hace muy pocos días hice leche de almendras y estoy encantada con el resultado tanto en sabor, color y sobre todo porque sale más económica.

Cada mañana me hago mi zumo de naranja en el exprimidor-licuadora y por las tardes mis batidos o smoothies, al tener un centrifugador se pueden hacer también leches vegetales.


Ingredientes:

1 taza de almendras crudas (entre 155 gr y 175 gr)
3 tazas de agua ( aprox 750 ml 800 ml)
1 rama de canela ( opcional)
1 c/p de esencia de vainilla ( opcional)
3 datiles o edulcorante preferido, yo Sucralin

Poner las almendras en un bol hondo y cubrir con agua fría, deben estar bien cubiertas.

Deja las almendras en remojo toda la noche o alrededor de 8h.

Al día siguiente escurre las almendras y las enjuagas bien.







Pon la licuadora en marcha y ves poniendo por el bocal las almendras y los dátiles, agrega poco a poco las tres tazas de agua, procesando bien hasta que las almendras se hayan triturado del todo.

Parar la licuadora para ir pasando la leche ya elaborada a un bol y seguir hasta poner todo el agua.





Colar la leche con una tela fina o colador para separar restos de almendras y pasa la leche a una jarra o botella de cristal

Ahora es cuando puedes poner la rama de canela o la vainilla si te gusta con más sabor, aunque yo no le he puesto ninguno.

Si no has puesto los dátiles endulza la leche con tu edulcorante preferido y la guardas en el refrigerador, puede durar hasta 5 días en buen estado.

Recuerda que es deliciosa para beber sola, para acompañar en los desayunos, para hacer batidos o bebidas, sopas, postres.

Después de algunos minutos podremos ver que la almendra se ha separado del agua, es normal, sólo hay que agitarla antes de consumirla.












































© Chez Silvia | Theme by Maira G.