Pan de bebida de espelta




Nunca me hubiera pensado que en mi nevera habría alguna vez tetrabriks de bebidas vegetales, la verdad me lo preguntan hace unos años y respondo que no.

Desde que me llegaron a casa varios productos Provamel, he ido probando poco a poco sus bebidas y todas son absolutamente deliciosas, también estoy aprendiendo a sacar partido de ellas con nuevas recetas e ideas.

La bebida de espelta nunca la había visto, y su sabor me ha sorpendido mucho, tiene un punto dulce muy natural y agradable

Es una bebida, en casa la llaman leche, totalmente Bio, 100% vegetal, no contiene azúcar añadido, es muy baja en contenido de grasa, no tiene lactosa ni proteínas lácteas y puede contener alguna traza de almendras y avellanas.

Estas leches se pueden disfrutar solas o con los cereales del desayuno, por ejemplo la bebida de coco y arroz con los cereales o la granola casera es muy buena.

Vamos a por la receta de este maravilloso y esponjoso pan.



Ingredientes:

250 gr de harina de repostería
250 gr de harina de fuerza
2´70 gr de levadura seca de panadería
20 gr de miel
350 ml de bebida de espelta
1/2 cucharada de sal

Para pintar el pan un poco de la misma bebida.

Mezclar en una jarra la bebida de espelta, la levadura y la miel, calentar unos segundos en el microondas.

En la jarra de la amasadora poner las harinas y la sal e incorporar el líquido y con el gancho empezar a amasar a velocidad baja unos 10 minutos.

Cuando la masa esté fina y elástica con la máquina en marcha añadir la margarina a trocitos hasta que se integre bien.

Poner en la encimera un poco de harina, plegamos la masa un par de veces y la dejamos reposar unos 10 minutos.

Volvemos a amasar unos minutos hacemos una bola y la engrasamos con un poco de aceite de oliva, la metemos en un bol y la dejamos de nuevo reposar unos 10 minutos.

Pasado el tiempo volvemos a amasar o plegar y que repose de nuevo otros 10 minutos y la dejamos en un bol tapada con papel film o gorro de ducha hasta que doble su volumen, alrededor de una hora.

Mi masa estuvo más de una hora reposando, alrededor de casi dos, era la hora de la comida de los chicos y la dejé algo abandonada.




Hacemos dos bolas del mismo peso y engrasamos el molde de cake, yo utilicé esté de madera que ya viene con papel especial, como es un poco más pequeño que el de aluminio para cakes, saqué un poco de cada bola de masa e hice la corona que se ve en la foto de arriba.

Volver a dejar en reposo hasta que doble su volumen, alrededor de una hora.

Precalentar el horno a 210ºC y pintar el pan con un poco de la bebida de soja, poner en el horno alrededor de 15 minutos, pasado este tiempo bajar el horno a 180ºC y dejar otros 25 minutos hasta que esté dorado.

Dejar enfriar y desmoldar.

Cortar en rebanandas y guardar en una bolsa bien hermética para que se conserve igual de blandito y tierno.





© Chez Silvia | Theme by Maira G.