Carrot cake con crema de queso y coco {sin gluten}



Recuerdo la primera vez que probé un bizcocho de zanahoria hace ya unos años, justo cuando se empezaba a hablar de los famosos bizcochos anaranjados que pusieron de moda los ingleses aunque también se encontraban en cafeterías de EEUU. 

Lo probé una tarde, en una clase de inglés que estaban haciendo mis alumnos de P4, lo trajo la señorita de inglés para merendar mientras los niños pintaban un carrot cake en un mural

Me cautivó su sabor, su color y su dulzor natural, la zanahoria es una de las verduras junto a la remolacha que contiene más azúcares. En la edad media se utilizaba mucho, era difícil encontrar azúcar y la que había se pagaba muy cara por lo que muchos de los dulces y pasteles se elaboraban con zanahoria.

Pasaron muchos muchos años y el famoso pastel volvía a ser el centro de atención de una reunión de padres y yo aún no lo había hecho en mi vida y me moría de ganas porque lo encontraba delicioso

Una tarde llegó mi hija de una fiesta y resumiendo lo bien que se lo pasó también salió lo bien que merendó, volvía a ser protagonista el mismo pastel, hasta que tuve la oportunidad de preparar esta receta para Memòries d´una Cuinera.



Mi carrot cake de hoy es una versión de Albahaca Fresca, un blog que sigo hace mucho tiempo porque me encanta su estilo y cuando leo muchas de sus recetas me veo reflejada.

He cambiado algún ingrediente pero no la esencia que quiere transmitir esta tarta, su naturalidad, frescura y ligereza sigue estando presente; os la recomiendo si o si, la hemos comido prácticamente en casa pero algunas raciones las han probado amigas de mi hija y mi hermana y todo han sido alabanzas y aplausos.



Ingredientes:

250 gr de harina para repostería sin gluten (o normal)
125 gr de aceite de girasol
125gr de bebida de coco y arroz o leche.
100 gr de zanahoria rallada ( las mías ecológicas)
100 gr de azúcar de coco (Endulza menos) o 100gr de azúcar normal
3 huevos
100 gr de nueces a trocitos
2 cucharitas de canela en polvo
2 cucharitas de bicarbonato

Para el frosting de queso:

120 gr de queso tipo Philadelphia
3 cucharadas soperas de coco rallado
50 gr de azúcar moreno

Precalentar el horno a 185ºC

Rallar las zanahorias con un rallador y reservar.

Mezclar en un bol la harina, la canela, el bicarbonato y el azúcar de coco.

En otro bol batir los huevos y mientras batimos añadir la leche y el aceite de girasol.

Traspasar la mezcla de los ingredientes líquidos sobre los secos y mezclar suavemente, añadir la zanahoria y acabar de mezclar todo bien.

Engrasar un molde de 18 cm y verter la mezcla.

Hornear entre 45/50 minutos.

Para preparar el frosting, batir el queso junto el azúcar y por último añadir el coco rallado, guardar en la nevera hasta que cubramos el pastel.

Desmoldar el pastel y cubrir con la crema de queso y coco. Podemos cortar el bizcocho por el medio y rellenar con una capa de crema de queso, aunque yo he preferido sólo poner como cobertura.


A disfrutar de esta deliciosa carrot cake.

*El azúcar de coco lo compro en la tienda que acostumbro a comprar las harinas, especias y pastas integrales Granel







IMPRIMIR RECETA

10 comentarios

  1. Brutal...!! como tu dices hay que hacerla si o si
    esta podría ser tambien la tarta favorita de mi hijo porque le vuelve loco
    el coco, ya te doy un toque si la hago Silvia
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Mon Dieu ce gâteau et une vrai bombe et sans doute une délice, bravo

    ResponderEliminar
  3. Me gustan estos pasteles porque quedan húmedos y sabrosos.El frosting de queso le va genial.
    peto

    ResponderEliminar
  4. ummm que bueno tiene que ser , el corte me ha fascinado, que ganas me dieron de darle un buen bocado, tiene que estar de vicio, habrá que hacerlo,besos

    ResponderEliminar
  5. Bueniiisimo, me encantan estos cakes y además me quedan muchas zanahorias en el huerto..
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que te marcó la primera vez que probaste un bizcocho de zanahoria, veo que tienes el recuerdo muy presente. También recuerdo que la primera vez que lo probé aluciné al saber que llevaba este ingrediente

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este bizcocho aunque todavía no lo tengo en el blog, me cachis jeje. La opción de utilizar bebidas vegetales me gusta y esta de arroz y coco le debe dar un sabor especial. Por cierto, ayer en Veritas vi que había harina de coco, nunca la había visto y me quedé con ganas de probarla, la próxima vez que vaya la cojo. Besos guapi!

    Ana

    ResponderEliminar
  8. Hola Silvia!!Todo un clásico, pero con tu tuneo me parece que me va a gustar mucho más, el coco le dará más aroma y sabor delicioso. Una maravilla! Besos

    ResponderEliminar
  9. Hace días que quiero pasar por tu receta y por h o por b no puedo. A mi el carrot cake tb me encanta!
    Te ha quedado precioso, al menos las imágenes así lo demuestran. Estos toques de la bebida de coco en la masa ha de quedare bien.... yo en el frosting tb le ponía. Me gusta la idea.
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  10. Quina pinta més bona te aquest pastís. M'emporto un troç :D
    petons

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.