Sopa de otoño con quenelles de pollo


Como me gustan las sopas!!! Se pueden hacer de tantas maneras que creo que podríamos comer cada día una de diferente. Me gustan las sopas y las cremas; me gustan con diferentes tipos de pasta, con tropezones, con pescado, con pollo, con legumbres, con albóndigas, hasta la sopa "de enfermos" aquella sopa suave que nos hacían nuestras madres que curaban todo lo habido y por haber.
Estamos en otoño y ya he hecho mi primer caldo de temporada, ahora ya no me para nadie, son sopas reconfortantes, humeantes y muy caseras como deben ser. Mi sopa de hoy lleva unas quenelles de pollo o dumplings, son bolas de masa que se hierven en caldos o agua.
La receta la he cambiado un poco, la original es de Rachel Khoo, su versión no lleva nada de pasta de sopa, pero pensé que en casa no podía faltar la pasta así que he versionado un poco la receta y la he vestido de otoño.
Para empezar he aromatizado la pasta,  digamos que la he perfumado con trompetas negras secas y polvo de ceps, un par o tres de días en un frasco bien cerrado será suficiente.
Necesitamos:
Pasta para sopa, un paquete.
Una cucharada de postre de polvo de ceps
Una cucharada sopera de trompetas negras ( las mías son mini)
Poner todo en el mismo frasco, agitar con cuidado y cerrar bien un par o tres de días.
Para la sopa de otoño:
1l-1´5l de caldo de pollo
un poco de zanahoria a rodajas del mismo caldo
champiñones fileteados
Pasta de sopa con aroma a setas  ( entre 25-30 gr por persona)
***
Rachel las quenelles las hace con pechugas crudas que al mezclar con los otros ingredientes se acaban de cocinar dentro del caldo. Yo aprovecho el pollo del mismo caldo, es decir pongo el pollo ya cocido en la mezcla, no hay problema porque la cocción de las quenelles es corta, de unos 3-4 minutos.
Para las quenelles:
 150 gr-200 gr de pollo del caldo
100cc de nata líquida
un poco de nuez mocada
100 gr de pan de molde sin corteza
sal y pimienta
1 huevo (2 si son muy pequeños)
perejil picado seco
Poner todos los ingredientes dentro del procesador, batir hasta que tengamos una masa parecida a la de las croquetas.
Poner el caldo a hervir en una olla, cuando arranque el hervor añadir la pasta, estas caracolitas se hierven en unos 7 minutos.
Cuando la pasta lleve unos tres minutos hirviendo añadir los champiñones  y las quenelles que haremos con dos cucharas soperas, si no os salen bien se pueden poner cucharaditas de postre a modo de buñuelos.
Hervir las quenelles unos 4 minutos.
Servir la sopa con la pasta, los champiñones, las quenelles ( unas tres por persona) y añadir las rodajas de zanahoria y unas hojitas de perejil.
No os la perdáis!!!!!

© Chez Silvia | Theme by Maira G.