Lasaña de alcachofas con aliño de huevo y mostaza



Os presento otra manera de servir la lasaña, esta es en forma de rolls, cuando la pasta esté cocida, sólo hay que cortar tiras del tamaño que nos guste, repartir el relleno y enrollar.

El relleno es ligero, sólo lleva unas alcachofas salteadas y la salsa es un aliño de aceite de oliva con yema de huevo para que tenga un poco de más cuerpo. Un punto de ralladura de limón nos va a dar frescor y aroma.

Puede servir como plato único y si estamos cuidándonos un poquito, las verduras y las salsas ligeras  acompañan muy bien a todas las pastas.

Ingredientes para 4 personas:

1paquete de pasta para lasaña de Cosas de Pasta
5 alcachofas
1 cebolla
1 ajo
sal
pimienta
ralladura de un limón
2 cucharadas soperas de queso rallado

Para el aliño:

2 yemas de huevo duro
aceite
1 cucharada de postre de miel
1 cucharada de postre de mostaza antigua
cebollino picado
sal.

Primero cortamos las alcachofas a trozos pequeños, sacando las hojas más duras, tronco etc
Mientras picamos la cebolla, poner las alcachofas sumergidas con agua y perejil para que no se pongas oscuras.

Picar finamente la cebolla y el ajo, rallar la piel del limón.
Escurrir bien las alcachofas.




En una tartera o olla, poner un poco de aceite y pochar las alcachofas, añadir la cebolla con el ajo y un poco de la ralladura de limón, cocer hasta que las alcachofas estén cocidas y algo doradas, por último añadir el queso rallado y mezclar.

Hervir la pasta en abundante agua con sal, unos cuatro minutos, escurrir y poner encima de un trapo limpio.
Con ayuda de un cortador de pizzas o de raviolis, cortar tiras de 2 dedos y medio más o menos.

Poner el sofrito a lo largo de la tira y empezar a enrollar, puede que os caiga un poco de relleno, pero cuando tengáis los rollos en la bandeja boca arriba se pueden rellenar un poco más con la ayuda de una cuchara.

Si queréis el relleno mucho más picado, lo trituráis una vez hecho el salteado, de esta manera al quedar como un dip no cuesta tanto poner y enrollar la pasta, pero como os guste más, a mi me gusta encontrar trozos de verdura.

Para el aliño, poner en un bol las yemas y chafar con un tenedor, emulsionar con aceite de oliva al gusto, sal y pimienta, la miel y la mostaza, mezclar bien.

Repartir el aliño por los rolls y el plato y acabar con un poco de cebollino picado y ralladura de limón.

*Si os sobran placas de lasaña cocidas, se guardan perfectamete en un tapper en la nevera. Poner una tira de papel de horno entre cada lámina. Se conservan bien hasta tres días.
A disfrutar!







© Chez Silvia | Theme by Maira G.