Minis de chocolate blanco y fruta de la pasión



Hoy toca mini capricho de chocolate blanco por dentro y chocolate con leche por fuera, con un toque de fruta de la pasión que lo hace aún más bueno.
Le llamo capricho porque no hace más de 4 dedos y es de esos helados que apetecen todo el año.
He estrenado por fin el molde de helados de Silikomart, que nos regalaron en el #Encuentro gastroMAD2014, y aunque se pueden hacer muchas recetas saladas como hemos visto estos días en muchos blogs, yo lo he utilizado para estos mini helados, muchos días de fiesta acabamos nuestras comidas con helados y estos mini han tenido mucho éxito.
Ingredientes:
Para la panna cotta:
350 ml de nata para montar
100gr de chocolate blanco Nestlé Postres
2-3 cucharadas de postre de pasta de fruta de la pasión
4 hojas de gelatina
****
Para la cobertura:




100 ml de nata para montar
20 gr de mantequilla.
Poner a hidratar la gelatina en agua fría durante 5 minutos.
En un cazo ponemos la nata junto a la pasta de fruta de la pasión y antes de que arranque a hervir apartar del fuego y poner el chocolate blanco troceado, remover con unas varillas hasta que el chocolate se haya fundido por completo.
Volver aponer a fuego bajo y añadir la gelatina escurrida y mezclar hasta que se haya disuelto bien unos segundos más.
Llenar los moldes para helados y poner un palo de madera.
Guardar en la nevera hasta que haya cuajado bien, unas 5-6 horas.
Poner en el congelador un día.
Para hacer la cobertura, poner la nata a hervir, apartar del fuego y poner el chocolate hasta que se funda, añadir la mantequilla y mezclar bien hasta que quede una crema fina.
Dejar templar un poco.
Sacar los helados del congelador y desmoldar con cuidado, poner mejor la cobertura en un vaso alto, sumergir los helados y dejar escurrir, como el helado está muy frío esperar a que el chocolate se solidifique y dejar encima de papel de horno. Volver a poner en el congelador un rato más.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.