Lomo a la sal {Estuche Lékué Microondas}




Cocinar a la sal es un método bastante antiguo y es muy sano. Este tipo de cocción conserva los nutrientes del alimento y una vez cocidos el resultado es muy jugoso y fresco.

Es muy sano porque esta cocción a través de la sal absorbe las grasas y se cocina el ingrediente en su propio jugo. Cocinar a la sal no significa que la carne, pescado o pollo vaya a salir salado, la carne absorbe la cantidad necesaria.

Se puede utilizar este tipo de cocción para cualquier tipo de carne o pescado pero las piezas deben estar enteras. La sal que se utiliza es sal gruesa especial para este tipo de cocción y la podemos aromatizar con cualquier hierba de cocina.

Para cubrir el alimento se puede hacer de varias maneras, con sal sola, con sal mojada con un poco de agua o con clara de huevo batida. La cantidad es a proporción del tamaño del alimento a cocer pero normalmente se pone el doble de peso en sal de lo que pesa la pieza a cocer, es decir cada kg de pieza, dos kg de sal gruesa.

Siempre que cocino a la sal lo he hecho en el horno, nunca imaginé que se puede hacer en el microondas, y con los estuches para microondas y horno de Lékué he podido comprobar que en muy poco tiempo podemos preparar un lomo a la sal bien jugoso y tierno.



Ingredientes: 

Un trozo de lomo de cerdo de unos 800 gr.
pimienta negra
1´500 gr aprox de sal gorda
un poco de agua
romero fresco

Poner pimienta negra repartida por el lomo de cerdo.
En el fondo del estuche poner una cama de sal y poner el lomo, encima del lomo poner unas ramitas de romero fresco.

En un  bol poner el resto de sal o la suficiente para cubrir la carne y humedecer con un poco de agua, la justa para humedecer, y mezclar bien. Cubrir con esta sal el lomo hasta que quede bien tapado, apretar bien la sal sobre el lomo, poner encima dos ramitas más de romero y cerrar el estuche.

Poner en el microondas a 800w durante 20 minutos.

Cuando lo saquéis del microondas las sal estará dura, romper con cuidado la corteza que se ha formado y sacar toda la sal.
Con ayuda de un cepillo o papel de cocina "barrer" los restos de sal, y ya podemos cortar finamente los trozos.

Queda una carne muy jugosa y aromática. En su punto.



La guarnición perfecta para esta carne podrían ser este tipo de patatas, más abajo si le dais al enlace, veréis como se preparan.


IMPRIMIR RECETA

18 comentarios

  1. Nunca he cocinado a la sal... ni siquiera la famosa "dorada a la sal". Me apetece mucho probar! te contaré.

    ResponderEliminar
  2. Todavía no he probado a cocinar el lomo de esta manera y cada vez que os la veo que la aprovechais para otras recetas no me explico el por qué. Hay que solucionarlo jeje. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Me dejas impresionada. Si que he cocinado a la sal, pescado sobre todo ( ya sabes que no somos muy carniceros en casa) pero en el MICRO???? NUNCA!!!!!

    Gracias por la idea.
    Se ve genial.

    Muack

    ResponderEliminar
  4. Como me encanta cocinar a la sal, queda fantastico, prueba de ello es esta receta que nos traes hoy. Divina!! me encanta. Yo solo tengo los moldes de repostrería, a ver si les doy pena y me mandan más , jajajajja.
    Besos y que pases un buen día guapa
    Ettore

    ResponderEliminar
  5. Muy interesantes y útiles tus primeros apuntes sobre cocinar a la sal. Yo si he cocinado a la sal, y me encanta, pero no he salido del pescado. La carne, sabiéndolo, no la he probado nunca.
    Pero ya al micro, me parece un avance y me ha encantado saber que también puede hacerse.
    Una receta que apetece... Besos

    ResponderEliminar
  6. Bon dia guapa!
    Yo he cocinado tanto el lomo como la típica dorada a la sal, pero en el horno. Voy a probar qué tal en el microondas...este tuyo tiene una pinta que no veas!
    Un petó guapa!

    ResponderEliminar
  7. Mira que em costa aixó del micro, però la veritat és que fa bona pinta.
    Muas

    ResponderEliminar
  8. Buena propuesta y veo que le vas sacando partido a este molde.
    El acompañamiento es perfecto
    Peto

    ResponderEliminar
  9. Quina bona pinta que té aquest llom, Silvia!! Queda apuntat el teu mètode.

    ResponderEliminar
  10. Però bueno, em despisto un parell de dies sense visitar-te, i no vegis quines delicatessen m'estava perdent, primer les croquetes, i ara aquest llom!
    Em sembla que m'hauré de demanar per Nadal aquest estoig, i així poder preparar una proposta tan bona com aquesta d'avui!

    Petons!

    ResponderEliminar
  11. Caramba quue ricura te salió con el micro....voy a probarlo y acompañado de esas ricas patatas ya ni te cuento ....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Mi guapa!!! el pescado si lo hago muy a menudo a la sal..pero nunca me animé con la carne, a pesar de que se que debe ser delicioso!!!
    Me has convencido..eso si, yo como no tengo estuches lo haré al modo tradicional :)
    Miles de cariños preciosa!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Mai he menjat carn a la sal. Pero te una pinta estupenda i ningú diria que està feta al micro.
    petons

    ResponderEliminar
  14. El llom, la orada, el llobarro a la sal formen part de la meva cuina. És un recurs per un diumenge que vols aprofitar el dia i no vols res d'última hora. Però al micro no ho he fet mai. Em va perfecte saber el temps i la quantitat de sal que has posat. Jo em decantaria per un acompanyament dolcet, com una compota de poma, o un chutney dels deliciosos que tu prepares! Bon invent l'estoig, serveix per 'pollos y etc' ;-) Petonets maca!

    ResponderEliminar
  15. Tiene muy buena pinta, ¡menudo corte!, seguro que está de lo más jugoso, y esas patatas son todo un acierto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Ese lomo tiene una pinta espectacular, me encantaria probarlo. Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta riquísima. Tengo muchas ganas de hacer una carne grande en el microondas, pero me da mucho respeto! Un abrazo

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.