Croquetas de jamón ibérico. Receta de Carme Ruscalleda. {Ideas navidad }

Esta receta sin saberlo,  la tenía en casa guardada, y es lo que pasa cuando tienes más de 50 libros de cocina, a todas las recetas no llegas, o no las lees o el tema puede ser más sencillo, algunas recetas las ves tan evidentes que sin querer las ignoras.
El tema salió de nuevo a la luz, una noche que fui al Hotel Mandarín con mi marido, a dormir no me quedé por desgracia, pero si que he ido alguna vez a las "Noches de Jazz", en el bar Banker´s. Mientras escuchas jazz, blues... hablas con tu pareja o con amigos, picoteas y pasas un buen rato.
Por otro lado la copa de vino o gin la puedes acompañar de diferentes aperitivos como unas croquetas, bravas, patatas chips o platito de jamón.
Las croquetas siempre las he encontrado sublimes, una noche le dije a la camarera que las croquetas eran deliciosas y me contestó -son aperitivos de la Ruscalleda.
Al llegar a casa fui a buscar uno de los dos libros que tengo de la Ruscalleda, Cuinar per ser feliç y encontré esta receta de croquetas. La receta original lleva algo de pollo, pero mi receta es toda con jamón ibérico.
Nunca he preparado croquetas de esta manera pero el resultado me ha encantado.
160 gr de jamón ibérico cortado a trocitos pequeños
2 cucharadas de aceite de oliva virgen + un poco de mantequilla
1 cebolla muy picada
500 ml de leche
3 yemas de huevo
80 gr de harina de trigo
50 gr de maizena
sal y pimienta
nuez moscada
3 claras 
harina, huevo batido y pan rallado
aceite para freír.
En una sartén grande ponemos un poco de aceite de oliva y sofreímos la cebolla picada. A fuego lento y hasta que coja color.
Agregamos el jamón y damos unas vueltas.
En un bol, aparte, mezclamos la leche, la harina, la maizena y las yemas. Batimos con las varillas. Agregamos sal, pimienta y un poco de nuez moscada.
Incorporamos esta mezcla a la sartén, sin dejar de remover y hasta la masa se despegue de las paredes. 
Dejamos enfriar la masa.
Las claras son para rebozar las croquetas pero yo las rebozo primero con harina, huevo batido y por último pan rallado.
Freír las croquetas con aceite de oliva bien caliente y dejar doraditas.
De momento son las mejores croquetas que he preparado, son muy cremosas y quizás porque llevan más cantidad de jamón son muy gustosas.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.