Pan de manzana y nueces.


Os presento un pan de lo más; totalmente nuevo para mi en cuanto a sabor y ya empieza a ser de lo más familiar en la forma de elaborarlos.

Son panes que los puede hacer cualquier persona, panes rápidos, sin amasado, sólo hay que mezclar los ingredientes y dejar que fermente la masa horas. El mio se pasó de horas porque la mañana se me complicó y la pobre masa se quedó en la encimera unas tres horas más de las que establece la receta pero algunos ya sabéis que los levados largos favorece a las masas y en este caso me fue de maravilla.

Hace unos días paseaba por la cocina de Begoña, estaba mirando esas tartas tan fantásticas e imposibles para mi, de fondant, la última, unas zapatillas rosas de morirse, me encanta, es una maravilla.
Después me fui a su armario de pan, tiene de muy variados y muchas veces cuando hablamos por correo o watssapeamos el tema son las masas madre, son totalmente incompatibles conmigo, esas que tienes que alimentar y contemplar como suben y las burbujas, y el olor y ahora saca y ahora pon...esas....son las que me cargo yo. Hace tiempo dejé una en la nevera y al dia siguiente era como una especie de sunami en toda mi nevera, casi me da un siroco al ver como estaba todo, me acordé de la madre, el padre y todos sus familiares.



Como os decía, es su armario hay un pan, "Pan de manzana" y sin amasado, fue verlo y llevármelo a mi cocina, más perfecto no podía ser, mi nevera de vinos está llena de sidra Trabanco, siempre tengo manzanas y sólo me faltaba el queso, un buen cabrales.

Una vez sacado del horno y ver ese pan tan autenticamente asturiano, cogí el teléfono y le mandé un watssap a mi marido: Amore! trae para la cena un trozo de cabrales y no me preguntes para que lo quiero. Respuesta: Ok!




Ingredientes: 1 manzana pequeña pelada y a trozos pequeños, unas cuantas nueces partidas (Bego pone 40gr de manzana seca), 280 gr de harina de pan, 20 gr de harina integral, 1 gr de levadura seca, un pellizco de canela, 250 gr de sidra Trabanco.

Mezclar todos los ingredientes en un bol con una cuchara de madera, hasta que esté todo bien mezclado, tapar y dejar reposar al menos 12 horas.

Este tipo de masas las suelo hacer de noche, mientras recojo la cocina, la dejé en la encimera unas tres horas, luego la puse en la nevera unas 8h, al día siguiente la saqué de la nevera y se me quedó en la encimera otras tres horas más.

Espolvorear con harina y volcar la masa a una hoja de papel de horno, con ayuda de las puntas del papel poner los bordes del pan hacia dentro y dejar levar mientras se calienta el horno con la cazuela o cocotte o cazuela pirex dentro.

Precalentar el horno a 230ºC , cuando esté bien caliente, sacar la cazuela del horno y poner el pan con el papel, evitará que se enganche, tapar (cuidado que quema mucho) y hornear unos 40 minutos tapado, luego sacar la tapa y hornear otros 15 más o menos. Dejar enfriar.



Esta vez lo comimos con queso cabrales, pero con foie tiene que estar tremendo.


  Este mes Memòries d´una cuinera, se come Pan.
     










© Chez Silvia | Theme by Maira G.