Pan con harina de Kamut





Hace unos meses Orsolya del blog Kuiristo me propuso colaborar en un proyecto que me gustó y aunque es el primero, estamos poniendo todos mucho interés para que salga bien, el tema escogido es la cocina con cereales. En nuestra alimentación pocas veces cocinamos con cereales y en cambio abusamos de su proteína, del gluten, y muchas personas tienen problemas digestivos debido a esta causa.

Aunque muchas personas comemos de todo, por lo general todo el mundo debería tener una alimentación más variada, junto a las verduras hay que consumir más cereales, hay cantidad de ellos y de variados pero creemos que estamos poco informados de como cocinarlos, propiedades etc.

Esta iniciativa la estamos llevando a cabo un grupo de bloggers, cada uno a escogido un tipo de cereal, y la idea es que cada uno aporte su receta para que podamos sacar más partido, conocer mejor cada cereal y variar un poco más nuestra manera de cocinarlos.

Para empezar a dar forma a este proyecto empezamos con el pan "Cocina creativa con cereales" y cada uno con el cereal que haya escogido elaborará su propia receta y su experiencia a la hora de prepararla.

Aquí os pongo todas las personas que colaboramos en este proyecto:
Pere de Bojos per la cuina, con Espelta (contiene gluten).
Sandra&Xavi de Els fogons de la Bordeta con Centeno. (contiene gluten)
Nuni de Cuinetes, con Alforfón
Nani de La Cuina violeta con mijo.
Rosa y Elena de Eat&Live con maiz.
Laura de La rosquilla de tía Laura con avena.
Orsolya de Kuiristo con cebada.

Y yo con harina de Kamut


 El trigo Kamut es el ancestro moderno del “trigo duro” o trigo khorasan.

 El trigo Kamut posee un tamaño de dos a tres veces superior al trigo común y un agradable sabor que recuerda a la mantequilla. Contiene entre un 20 y 40 % más de proteínas, presenta mayores cantidades de aminoácidos, vitaminas y minerales y es más fácil de digerir que el trigo común; además es un grano de trigo de verano. La variedad que hoy se cultiva nunca ha sido ni alterada, ni manipulada por las modernas técnicas genéticas de la agricultura que sacrifican habitualmente el sabor y el valor nutricional, para obtener rendimientos más elevados.


No hay que confundir el Kamut con el trigo sarracenoalforfon (en catalán fajol, porque recuerda al fruto de la haya), un grano que se obtiene de la plantaFagopyrum esculentum de la familia de las poligonáceas (por lo que no es un cereal), pero con el que se puede preparar harinas que permiten panificar y no contiene gluten.

El grano Kamut tiene un sabor dulzón que lo ha hecho muy adecuado para mezclar en cereales para preparar desayunos (muesli, pan, galletas, etc.) y también como bebida (ya que no precisa de endulzante como la bebida de trigo convencional). Su sabor dulzón lo hace muy apetitoso para transformar el couscous en una envidiable “delicatesse”. El grano de Kamut permite elaborar pasta excepcional respecto a otras pastas tanto en su textura, sabor como valor nutricional superior. Gracias a su alto contenido de proteínas y a la calidad de su gluten es muy fácil elaborar una pasta firme sin el uso de huevos, capaz de competir con las mejores pastas italianas. El pan fabricado con harina de Kamut es más ligero, su costra es suave y de fácil digestión a la vez que se mantiene fresco durante días.


                                                                                         Info de: Terra, Ecologia práctica.





Ingredientes para la masa fermentada: 250gr de harina de fuerza, 175gr de agua, 5gr de sal, 5gr de levadura fresca. Sólo necesitaremos 100gr, el resto lo guardamos para otras elaboraciones

Para la masa de pan: 375gr de agua, 10 gr de sal, 300gr de harina de Khorason o Kamut, 200gr de harina de fuerza, 100gr de pasta fermentada, 5 gr de levadura fresca.

Empezamos por la masa fermentada, mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados, dejar reposar la masa en la nevera cubierta de papel film toda la noche e incluso hasta 48h.
Esta masa se guarda perfectamente 5-6 días en la nevera.

Para elaborar el pan:
Mezclamos las harinas con el agua y lo dejamos reposar 30 minutos

Añadimos el resto de ingredientes y amasamos hasta que la masa esté lisa y elástica, al principio me ha costado un poco trabajar esta masa, ya que no queda con una textura que se parezca a la del pan con harina de fuerza, primero es muy pegajosa, luego ya te vas haciendo con ella y es más manejable.
Cubrimos la masa con un paño y la dejamos reposar durante 1 1/2 hora.
Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, la doblamos un par de veces y la dejamos reposar durante 10 minutos, no debe amasarse mucho.
Damos a la masa forma de pan redondo y la colocamos en un banetón.
Dejamos reposar la masa durante 1h o hasta que haya doblado su tamaño.
Hacemos unos cortes con un cutter o cuchillo.
Ponemos en el horno con algo de  vapor a 210º, primero humedezco el horno con un spray con agua, y luego pongo un recipiente lleno de agua caliente mientras se hornea el pan durante 45 minutos o hasta que esté dorado. Dejar enfriar por completo.

Es un pan que dura fresco bastante tiempo, es de miga densa pero tierna y de corteza crujiente, pero menos que otros panes. Tiene un sabor más potente que otros panes, también lo probamos tostado acompañado de aceite de oliva, realmente delicioso.





IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.