Espárragos blancos frescos con salsa griviche



 En cuanto los veo ya me rindo a estos espárragos, y con el buen tiempo, empiezan a venir de gusto este tipo de platos, hay que sacarles partido.
No dudéis en probar otras recetas que hayáis visto, quedan fenomenales aliñados con mayonesas diferentes, vinagretas, en ensaladas, con jamón ibérico, con salmón, con patatas frías, en crema, a la plancha, horno.....no repetiréis seguro.
***
Ingredientes:
 2 manojos de espárragos naturales blancos, aceite, una cucharadita de sal y otra de azúcar.
Salsa griviche:
2 huevos duros, 3 cucharadas de postre de mostaza antigua, 1 cucharada/p de zumo de limón, 1 cebolla picada pequeña, 4 pepinillos en vinagre picados pequeños, 1 vasito de aceite, perejil picado, cebollino picado, sal y pimienta.
                                                                               ***
Limpieza: con un pelador de patatas, ir pelando el espárrago de la punta al final del tallo, así con todos.
Pasar por agua y pasaremos a cortar la parte final del tallo, la más dura y astillosa.
Coger el espárrago y presionar la parte final con la punta de los dedos, para comprobar donde se rompería la parte final del tallo, cuando veamos que se dobla presionar y romper.
Todos los espárragos no son iguales por eso unos  se romperán más arriba y otros más abajo.
Atar todos juntos con una cuerda o cinta de ropa.
Hervir:
Utilizar mejor una olla alta, tipo para cocer pasta, poner agua, sal y azúcar para sacar el amargor.
Cuando arranque el hervor, poner los espárragos y hervir a fuego medio, hasta que estén blandos, depende del grosor pueden estar entre 12-14-16 minutos, lo mejor es pinchar  con la punta de una brocheta, es cuando se ven si están cocidos. Escurrir y dejar enfriar.
La salsa: Poner en un bol los huevos rallados, mostaza, zumo de limón, cebolla, pepinillos, perejil, cebollino y por último aceite, sal y pimienta, mezclar bien, comprobar si falta más mostaza, o sal y servir junto a los espárragos.

IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.