Ternera asada a la mostaza antigua & Yorkshire Pudding

Receta estrella para hacer el fin de semana, y para los amantes de las carnes.
 Los fines de semana aprovecho para hacer carnes guisadas o pescados al horno porque comemos todos a la vez. Durante la semana es una locura de horarios, así que ha media semana ya planeo las compras para organizar la cocina con estas recetas.
Al ser platos más contundentes suelo hacer primero una ensalada o un aperitivo ligero.
La bueno de estos guisos es que me hace tanta ilusión prepararlos que no me despierto muy tarde, me pongo tranquila en la cocina y voy haciendo.
El mejor momento es cuando la mesa ya está puesta, el horno funcionando y mientras no acaba su tiempo me siento en la terraza de cara al sol con mi copa de vino, cotilleando una revista, hablando y de fondo musica.
Ingredientes:
1 trozo de carne de ternera bien tierna, normalmente compro la misma que hago el rosbif. El mio pesaba 1´500kg, 3-4 cucharadas soperas de mostaza antigua  sal y pimienta, 1 copa de brandy,aceite, romero fresco.
****
Para los Yorkshire Pudding: 170 gr de harina tamizada, 1/2l de líquido, yo he puesto 250ml de agua+250ml de leche, media c/postre de sal, 2 huevos ecológicos, aceite para engrasar los moldes.
****
*Los tiempos de cocción son muy relativos, en casa nos gusta la carne poco hecha, este trozo ha estado en el horno unos 40 minutos, pasado este tiempo hacéis un corte en medio de la carne y calibráis el punto de cocción, para prolongar más o menos tiempo en el horno.
Siempre digo lo mismo, ¿cual es la carne al punto? ¿Mi punto?, o vuestro punto.... es difícil ya que cada uno tiene el suyo, así que iremos a lo fácil,no os gusta roja, o rosada, más tiempo, os gusta crudita pues menos tiempo.
* El molde que he hecho servir para los Y.P es el de Ikea, a mejor muchos ya lo tenéis, el metálico rojo de varios orificios o como dicen en casa el de las magdalenas estrechas. Si está bien engrasado salen una vez hecho de maravilla, saltan solos. También podrían servir flaneras.
La masa de los Y.P, debe estar en reposo dos horas así que empezaremos por aquí.
En un bol mezclar la harina y la sal. Separar las claras de la yemas. Poner las yemas en el bol de la harina y mezclar sin dejar grumos. Mezclar el agua con la leche e ir tirando poco a poco para ligar la harina, con unas varillas hasta integrar todo el líquido, dejar esta masa líquida en reposo unas dos horas. 
 (*) Para acabar esta masa sólo nos quedará batir las claras a punto de nieve y añadirlas con movimientos envolventes.
Ponemos la carne en una sartén y la doramos bien por todos los lados a fuego vivo. Mientras ponemos a calentar el horno a 200ºC.
Cuando la carne esté bien sellada, la pasamos a una fuente para horno y la cubrimos bien repartida con una espátula de mostaza antigua, salpimentamos y repartimos por encima un poco de romero fresco.

Hornear unos 40-45 minutos (o más), girándola de vez en cuando para que se cocine por igual. A media cocción rociar toda la carne con el brandy y seguir cocinando. Si os falta tiempo de cocción y necesitáis algo más de jugo, se puede hacer de manera rápida uno con un vaso de agua caliente con un chorro de vino blanco o tinto diluido para ir regando la pieza. Tapar con papel de aluminio y reservar.
Cortar y servir la salsa a parte en una jarrita.
(*) Pasadas las dos horas montamos las claras y las añadimos a la masa de harina y de manera rápida la vamos poniendo en los moldes engrasados.
 Horneamos los Y. P unos 15 minutos o quizás un poco más, subirán como magdalenas, pero hay que controlar que no queden crudos por dentro pinchando con una aguja
Es una excelente combinación la carne, con su salsa y los Y.P aún calentitos. Mis hijos no los habían comido nunca y cada uno se comió tres, para acompañar la carne.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.