Tarta rústica de chocolate sin harina


Me da la sensación que ha pasado una eternidad sin todos vosotros, la verdad, este tipo de parones no me gustan nada, pero antes que el blog está la familia y mi padre ya está casi casi recuperado de su operación, aprovecho para daros a tod@s las gracias por los ánimos y los buenos deseos.
Quiero a aprovechar que tengo un poco de tiempo para poner más o menos el blog al día,suerte que tengo varias recetas guardadas en el borrador, sigo bastante desconectada de todos, sólo he tenido tiempo de contestar y repasar correos, espero que en pocos días ya pueda visitar vuestras cocinas y yo ponerme a cocinar, hace muchos días que no lo hago y la verdad se me hace muy raro:)))

Hacía muchos días que no publicaba un pastel o tarta de chocolate, esta la hice hace un par de meses, aprovechando que tenía unos amigos a cenar en casa, hice para postres esta tarta de chocolate sin harina, la saqué de un libro pequeñito de la Blume con muchas ideas para hacer con chocolate. Siento no haber puesto una foto del corte, valía la pena,  quise presentar la tarta entera en la mesa, mis invitados son chefs de su propio restaurante, y no quería presentar la tarta cortada.



Ingredientes: 300gr de chocolate negro troceado, el mío eran perlas, 160gr de mantequilla, 2 cuch/postre de esencia de vainilla,5 huevos,6 cucharadas/sop de nata espesa, 225gr de azúcar moreno fino, frambuesas o arándanos para acompañar.

Fundir el chocolate y la mantequilla al baño maría hasta que la mezcla sea uniforme, añadir la esencia de vainilla.

Batir los huevos, la nata y el azúcar durante tres o cuatro minutos y añadirla a la mezcla de chocolate.

Cubrir con papel de horno un molde de 23 cm, que quede bien adaptado y verter la masa de la tarta. Cocer en el horno precalentado a 180ºC durante 40-45 minutos, o hasta que en la superficie se aprecie como una costra.

Dejar en el mismo molde media hora para que se enfríe, y sacar el papel de horno, saldrá con facilidad. Decorar.





Servir acompañada de un coulis de frutos rojos, mermelada o nata montada.
Sólo puedo deciros que estaba deliciosa.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.