Tarte fraise. Whole Kitchen


Este julio cuando estuve en Londres, nos paseamos por los sitios más emblemáticos de esta preciosa ciudad, entre muchos fuimos también a Covent Garden, nuestra sorpresa fue encontrarnos entre tiendecitas, malabaristas, musicos y tiendas de te, una famosa terraza rodeada de mesas y sillas , donde poder tomar una café o té, chocolate etc. Fue una sorpresa por qué en mi anterior visita no recordaba haberla visto.

La terraza muy concurrida y con  una larga cola de espera para sentarse,era la atracción de la zona, ya que desde ella, se apreciaba todo el buen ambiente que suele haber siempre, es lo que tiene Covent Garden, mucho que mirar, mucho que oír, pasear y disfrutar.

Al final fueron unos 15 minutos de espera, pero lo contenta que estaba yo de saber que en pocos minutos tendría en mi mesa un platito lleno de deliciosos y variados macarons de Ladurée, no sabéis lo que me llegan a gustar estos deliciosos pastelitos, para mi, los mejores que he comido en mi vida. Ciudad que voy y que hay una tienda Ladurée, estoy metida en ella, me fascina como están decoradas, me encanta su repostería y esta última vez me compré su libro de repostería  Sucré, un libro lleno de recetas muy variadas a cual más buena  y en especial de recetas de macarons.



El libro muy bien presentado, metido en una caja y envuelto en papel de seda, está lleno de riquísimas recetas, me gustan todas, pero hoy he he escogido esta tarta de fresas por petición de mi hija, es la que se comió aquella tarde, le gustó tanto que desde entonces me la pide y hoy como nos hemos despertado con  ganas de encender el horno, por fin me he decidido hacerla, una decisión muy acertada por qué ha sido todo un éxito.


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre, nos invita a preparar una masa básica en pastelería: Pasta Sablé.

Ingredientes para la Pasta Sablé: 120gr de mantequilla, 70gr de azúcar glacé,25 gr de harina de almendras,1 pizca de sal, 1 pizca de vainilla en polvo, 1 huevo entero, 200 gr de harina de repostería.

Ingredientes para la crème pâstissière (crema pastelera): 1 vaina vainilla,400 ml de leche entera, 4 yemas, 80 gr de azúcar,30 gr de Maizena, 25 gr de mantequilla

Chocolate de cobertura para un truco que os enseñaré más adelante, unos 75 gr.
1 caja de fresas, limpias y cortadas.

Empezamos por la crema, en una olla pequeña, ponemos la leche a calentar con la vainilla rascada previamente, cuando arranque a hervir, la apartamos del fuego y la dejamos infusionar unos 10 minutos.
Mientras en un bol ponemos las yemas con el azúcar y las batimos con la varilla hasta blanquear ligeramente, incorporar la Maizena y mezclar bien.

A esta mezcla de yemas y azúcar añadir poco a poco sin parar de batir la leche aromatizada y mezclar bien, volver a pasar toda la mezcla a la olla y llevar al fuego para que empiece a espesar.

Durante todo este momento no hay que dejar de remover con la varilla la crema, a la que empiece a hervir a fuego bajo, la crema empezará a espesar poco a poco hasta conseguir una crema fina y brillante.

Pasar la crema a un bol o plato para que se vaya enfriando y tapar con film de manera que toque la crema para evitar que se seque, una vez fría pasar a la nevera.

Preparamos la pasta, mucho mejor si la hacemos el día anterior.

En la amasadora poner la mantequilla a dados,mezclar con la pala e iremos poniendo los ingredientes uno a uno, el azúcar tamizado, la harina de almendras, la sal, la vainilla,el huevo entero, y la harina, mezclar bien todos los ingredientes pero sin trabajar demasiado.
Envolver la masa en papel film y dejar reposar en la nevera como mínimo dos horas.

Poner la masa en la encimera con un poco de harina y darle forma para pasarla a los moldes o molde grande previamente engrasados con mantequilla.

Precalentar el horno a 170ºC

Pinchar con un tenedor, las tartaletas, poner encima de cada una papel de horno y algo de peso, hornear durante 20 minutos o hasta que las veáis doradas, también podemos acabar de cocerlas sin el papel ni peso 5 minutos más. Reservar hasta que se enfríen.

El truco: Para que no se ablande la tartaleta cuando pongamos nuestra crema pastelera, haremos una cubierta ligera de chocolate, que se endurecerá, seguidamente ya podremos rellenarlas de la crema, sin ninguna duda dejará nuestras tartaletas igual de crujientes y disfrutaremos también del sabor del chocolate.
´
Derretir en el microondas a poténcia baja la cobertura de chocolate, cuando se haya enfriado bastante, ponemos en cada tartaleta dos cucharadas bien repartidas, y las pasamos a la nevera para que se endurezca el chocolate.



Cuando ya tenemos el chocolate duro, ya podemos pasar a rellenarlas con la crema y ponemos las fresas cortadas repartidas por encima.




© Chez Silvia | Theme by Maira G.