Coca de panadería.


En nuestra memoria siempre guardamos buenos recuerdos, aunque tengan muchos años, son recuerdos que me gustan revivir, y mis recuerdos florecieron con esta coca de pan  o de forner. Cuando era pequeña en junio cuando acababa el colegio ya nos íbamos toda la familia al campo a pasar  todo el verano, entonces nunca hice cursos de verano, ni colonias,etc, mi madre no trabajaba y mi padre hacía más kilómetros que un taxista, unos días se quedaba en Barcelona y a final de semana se unía con  la familia.

Durante las vacaciones me pasaba el día en la piscina, en bicicleta, jugando al escondite y lo mejor poder salir al jardín de noche en pijama, creo que para mi era como ahora cuando mi hija mayor me pide para salir, bueno igual no, ella me diría que lo suyo es más guai!!!Jaja.!!!

Mis meriendas no eran muy variadas, entonces no comíamos pastelitos industriales etc alguna vez nos hacían a todos, por qué nos juntábamos con los primos, pan con nocilla, pan con jamón, pan con chocolate, galletas con chocolate, pan con quesitos, sobre todo pan.... y coca...la coca de forner de la panadería del pueblo...Ohh!!como la recuerdo, a veces llegaba calentita y crujiente.

Ahora cuando vamos a casa de mis padres, mi padre la compra alguna vez para todos los nietos y cuando la desayuno me veo con mis coletas y vestidito corto sentada en el banco disfrutando de ella.

La receta la busqué durante algún tiempo,  hasta que un día vi que la publicaba Judith de El món de Juju, me hizo tanta ilusión que aquella misma tarde me ponía con ella.

Es una coca que huele a verano, a vacaciones, a final de curso y a pan, deja en la cocina un olorcito que invita a comerla casi caliente.

Gràcies Judith!!!! per fi la he publicat!!!!



Ingredientes: 500gr de harina, 10gr de levadura de panadero, 1 cuch. sopera de aceite, 1 cuch. postre de sal, 1 vaso de agua templada, 50 gr de piñones, canela, azúcar y anís.

Se puede amasar a mano, yo la he hecho con la K.A, con la pala de amasar. Ponemos en el vaso la harina, y los otros ingredientes menos el aceite, la levadura la disolvemos con un poco de agua. Mezclamos bien los ingredientes y tapamos con un trapo, dejamos reposar unas tres horas.

Pasado este tiempo añadimos el aceite, lo integramos bien a la masa y le damos forma de coca.

Repartimos por encima de la coca azúcar, los piñones (Judith ha puesto almendras picadas) y la ponemos en el horno previamente calentado a 200º unos 20 minutos. (no he puesto canela)

Una vez la sacamos del horno le tiramos por encima un chorrito de anís.



Ya véis sin complicaciones, natural, crujiente, calentita y....con chocolate. como en los viejos tiempos!!!!
IMPRIMIR RECETA

51 comentarios

  1. Silvia, leyendo tu post, me han entrado unas ganas de comer esa coca!. el olor también a mi me recuerda al verano y la uno al chocolate, No se llama también coca de sant Joan?. Besos

    ResponderEliminar
  2. coca de forner amb una pressa de xocolata... un viaje personal casi a la prehistoria.... aun en algunos lugares aun se puede encontrar .. hecha en horno de leña y una punta de anis por encima... una delicia

    ResponderEliminar
  3. Un post nostálgico precioso. La coca me ha sorprendido porque es finita.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Por Dios que pinta, madre mía que ganas me ha entrado de meterle mano desde aquí.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitos y entrañables son los recuerdos de la infancia!!! Me ha encantado tu relato!
    La coca tengo que probarla, porque por aquí no se ven por ningún lado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A mi no m'agrada, pero a la meva mare li encanta....la guardo per quan vingui

    ResponderEliminar
  7. oeeeeeeeeeeeee! t'ha quedat genial!!! saps que mentres llegia la teva introducció m'ha semblat que era jo??? m'he sentit moilt identificada!!!! molts petonets guapa, m'alegro que t'hagi agradat!

    ResponderEliminar
  8. Silvia a mi también me huele desde aqui a esos veranos inolvidables de nuestra niñez, yo pasaba unos veranos parecidos a los tuyos y me los has recordado, los mejores dias de mi vida

    ResponderEliminar
  9. M'han recordat als meus estius, els meus fills els tenen diferents.:(
    Aquesta coca és boníssima.
    Petons.

    ResponderEliminar
  10. Ya quisiera para mis hijos esa infancia, esa tan maravillosa, ojalá pudieramos revivirla en ellos, pero con los tiempos que corren lo veo tan dificil. Por aquí no se estila esa coca, pero tenemos una torta de azúcar, que no es tan crujiente, pero sí que se parece en sus ingredientes. También la tengo pendiente de hacer. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Mmmmm... con chocolate debe ser deliciosa... Te ha quedado estupenda Silvia!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. esta no la conocia... me la apunto! :-)

    ResponderEliminar
  13. ummmmm, que buena coca, y que de recuerdos te trae, eh?? te he notado un poco nostalgica recordando cuando eras una enana, pero eso si disfrutando de tus desayunos, meriensdas.....
    un beso.

    ResponderEliminar
  14. Me he emocionado viendo leyendo tus recuerdos. A mí me pasa mucho cuando a veces me preparo pan de molde con mantequilla y azúcar o un trozo de pan con un quesito. Me veo a mí misma de pequeña y me da una nostalgia increíble. Es el poder que tiene la comida, de marcar recuerdos, personas, momentos, etapas de nuestras vidas... Deliciosa la coca, con esa descripción que haces va a ser difícil no probarla.

    ResponderEliminar
  15. Noia has descrit unes vacances com les meves jejeje.....
    Ja la tinc pendet des de que li vaig veure a la Judith. Espectacular!!! Quins berenars!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola! curioseando por los blogs he llegado hasta ti. He visto tantas cosas buenas que he decidido quedarme. Esta coca mismo tiene una pinta espectacular y me está pidiendo a gritos que la haga!!!

    ResponderEliminar
  17. que recuerdos que me has traido con este post y tanto que era un bocado muy bueno y con el chocolate negro
    buena la coca mejor que lo industrial toda la vida
    peto
    miquel

    ResponderEliminar
  18. Como me ha gustado tu relato....me emocionaste con lo del ballet de tu hija (justo esos dias estaba comprando las primeras zapatillas y ropa de ballet) y me llevaste al futuro....y ahora me llevas al pasado.... a esos veranos interminables, simples y maravillosos......queda anotada esta coca!!.....hice tu risotto de calabaza.....delicioso!.....no se cuando lo publique.....tengo mas de 50 recetas de otros blogs que no he publicado!!.....pero lo publicare antes del 2012.....jijiji.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  19. Les vacances ja són aquí mateix! Aquesta coca ha de ser boníssima per berenar, mmmmm...

    ResponderEliminar
  20. Que bonitos los recuerdos de la infancia! que recordarán los niños de ahora? Las nuestras eran tan tranquilas... esas meriendas de las vacaciones de verano de pan con chocolate y fruta, buenos las tuyas con esa Coca mucho mejores la verdad!

    ResponderEliminar
  21. Hola Silvia, me encanta la coca de San Juan, te ha quedado de lujo besos.

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho leer esta historia tan tierna y darme cuenta de que en Galicia ,los veranos de mi niñez eran prácticamente iguales, pan con chocolate, bicicletas, juegos y la coca no,pero cosas parecidas... Me guardo tu gran receta y cuando la haga pensaré en el fin de curso y el veranito.

    ResponderEliminar
  23. A mi también me has hecho recordar, y como me gustaba el pan con chocolate..uf cuánto tiempo. La coca no la he comido mucho pero sabiendo la receta ya no tengo excusa para no prepararla.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Tiene que estar deliciosa, para el desayuno, la merienda y lo que haga falta.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. ohh Silvia, qué maravilla!!! me encantaría darle un bocado, es que me lo imagino con unas onzas de chocolate, jajaja, no cambio, jajaja

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Oooh, aquests estius també m'han recordat als meus... La coca la tinc apuntadíssima a pendents!
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  27. Hoooooooooola
    ains me he transportado a tu infancia, lo de las coletas, las meriendas de pan con....azúcar y mantequilla, eso me dice mi madre.
    Que bonitos recuerdos y que coca tan rica, no he probado nunca la dulce, solo la salada....tengo que hacerla
    besos

    ResponderEliminar
  28. Si, l'estiu ja esta aquí casi... i la fi de curs també...grácies.. menys mal fa falta vacances.
    Una coca de berenars d'estiu per menjar a l'aire lliure a sota d'un arbre a la fresca.
    Petons

    ResponderEliminar
  29. Que bonitos son los recuerdos asociados a la comida y la infancia, ojalá mis peques los tengan.

    ResponderEliminar
  30. Uno de mis hermanos tiene recuerdos muy unidos a la coca de piñones de cuando eramos pequeños y viviamos en el Valle de Aran, cuando vamos dice que no saben igual, intentaré hacersela igual es esta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Qué delicia! me encantan este tipo de cocas, así sin demasiada cosa mmm, que ricas, siempre las veo en las pastelerías y tengo que controlarme jiji

    Un besito wapi

    ResponderEliminar
  32. Quins temps més macos. No soc de les que aniria enrera al temps peró una tarda d'aquestes de la que tu parles si que la tornaria a pasar a aquella época.
    aixó si, si no és amb la teva coca, no!
    Boníssima i jo amb la rajoleta de xocolata.
    Un petonàs,
    Esther

    ResponderEliminar
  33. M'encanta Sílvia!! A casa la fem sovint i a tots ens encanta. Amb una mica de xocolata... per tocar el cel!! Petons

    ResponderEliminar
  34. que guapa te ha quedado esta coca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Hola Silvia, nunca he comido coca pero, por lo que veo, me he perdido algo estupendo ¿no?

    Salu2, Carmen

    ResponderEliminar
  36. Me encantan este tipo de tortas, como las llamamos aquí. Y con ese chocolate que le has puesto mmmmmm que tentacion Silvia...

    Besos, Beatriz

    ResponderEliminar
  37. Estupenda receta y fotos espectaculares.

    Te felicito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Isabel, muy bonito tu post, y la receta como siempre exquisita, aunque no la haya probado nunca, ya por la presencia se sabe. A ver si me pongo un día con ella y la pruebo. Un besote y buen finde!!

    ResponderEliminar
  39. Esta coca me ha traido muchos recuerdos. La primera que hice, no existía ni Internet, ya yo guardaba recetas de recortes de revista y libros que poco a poco me podía ir comprando, porque no se conseguían facilmente. Siempre me llamó la atención y un día la puse en práctica. Viendo esta tuya me ha enviado directamente al pasado.
    Está de buena...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Me ha encantado leer esta historia de cuando llevabas coletas y vestidito corto. Yo también recuerdo con mucho cariño las meriendas de cuando era un pequeñajo, cómo han cambiado las cosas...

    La coca te ha quedado bordada

    Abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  41. Qué recuerdos!!!! Pero yo sigo haciéndola muchos fines de semana, mis hijos son unos adictos a la coca de forner para merendar. Te ha quedado de lujo, mira, se me antoja una ya!!!! Un besazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  42. Eres el blog destacado de L'Exquisit estos días... enhorabuena!

    ResponderEliminar
  43. hola! yo la hice hace poco con chocolate, está muy rica, me gusta mucho como te ha quedado a ti,
    besos!

    ResponderEliminar
  44. Que riquísima coca de forner!!!! con el trozo de chocolate era una de mis meriendas preferidas cuando saía de casa corriendo a jugar, que recuerdos!!!! te ha quedado divina! buen fin de semana guapa

    ResponderEliminar
  45. Que coca más buena!! Y que fotos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. hola,
    acabo de conocer tu blog y tienes unas cosas deliciosas¡¡¡
    las fotos son fantásticas y todo el blog en general me gusta.
    voy a seguir mi vista,
    un saludo
    Ani.

    ResponderEliminar
  47. Que buena pinta y que buenos recuerdos. Con una tableta de chocolate quien quiere más. Me quedo con la receta. Besos.

    ResponderEliminar
  48. Permitir que nuestros recuerdos viajen a nuestra infancia siempre nos gusta, auqnue nos llenen de nostalgia. En mis recuerdos de infancia no hay cocas, más que nada porque por tierras madrileñas no son nada típicas, y es más, que he descubierto hace un par de añitos los que era una coca (perdona mi ignorancia!!)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  49. Aunque yo nunca he probado ese tipo de coca,las únicas que he tomado son las mallorquinas que hacía una de mis tías que se fue vivir alli, ahora mismo me comería una enterita. Me guardo esta receta y con tu permiso me quedo de seguidora en tu blog (Elena)

    ResponderEliminar
  50. He publicado tu entrada en Mis Favoritos de esta semana, puedes verla aquí (algunos ya la habeis visto...)
    http://blocderecetas.blogspot.com/2011/06/mis-favoritas-semana-242011.html
    Muchas gracias

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.