Tarta Sacher para Film&Food



Film&Food nos han ofrecido una propuesta que me ha gustado mucho, por su originalidad.
Se trata de hacer una receta con chocolate, este mes la película protagonista a sido Chocolat


La receta podía ser plato principal o postre. Hace unos días teníamos que  informar a nuestras compañeras  que organizan esta iniciativa que receta con chocolate es nuestra preferida, y aquí comienza la gracia, han designado a cada una de las participantes una receta preferida de otra compañera, y a mi me ha tocado la Tarta Sacher, postre preferido de nee* del blog LE PETIT CHAT ROSE, y justo es mi tarta preferida, así que, dos veces han tocado las campanas en casa. Ahora espero nee* que te guste mi tarta y aunque sea mirándola la disfrutes, va para ti....con cariño!!!



Breve história: Franz Sacher en el siglo XIX, preparó esta tarta para la cena de un conde, quería tener una buena tarta para ofrecer a sus invitados.
Después de muchos años Franz tuvo un hijo Eduard que siguió sus pasos, como aprendiz en una pastelería llamada Demel, donde con los años hizo famosa la receta de su padre por todo Viena. Hizo fortuna y fundó el famoso Hotel Sacher de Viena, y con el se llevo la receta tan secretamente guardada. Años después murió la esposa de Eduard, Anna Sacher, y su hijo también llamado Eduard encontró trabajo en la pastelería Demel, y acabó vendiendo los derechos de la receta de su abuelo,  a esta pastelería.

Años después los propietarios de este lujoso hotel vendían esta apreciada tarta con el nombre "Original Sacher Torte" y esto provocó muchas disputas con la pastelería, que duraron muchos años.
Al final el hotel ganó el derecho de llamarla "Original Sacher Torte" y la pastelería la llamó "Eduard Sacher Torte" las dos aunque muy parecidas son diferentes, una lleva la mermelada en el centro y la segunda cubre todo el bizcocho debajo del glaseado.
El secreto mejor guardado sólo lo saben el hotel y la pastelería y aunque recetas hay a miles, después de haber probado varias por Barcelona y la de Viena, os aseguro que el toque que tiene la austriaca,es un manjar que quita el sentido.

Fuente información resumida: mercado calabajío.




Tengo varias recetas de la Tarta Sacher, todas muy buenas pero esta de mercado calabajío, me ha parecido la mejor de las que he comido, está muy acertada y en su blog tiene una explicación con un paso a paso excelente.


Ya os he explicado alguna vez que somos una familia muy viajera, y hace unos tres años fuimos a Viena, tenía pendiente está preciosa ciudad. Me organicé mis visitas culturales que tanto me gustan y mis visitas gastronómicas que tanto disfruto, y entre ellas estaba conocer el Hotel Sacher y la pastelería Demel, y como no, deleitar un trozo de su incomparable tarta.


Aquí tenéis una muestra del escaparate de la pastelería, donde podéis comprar lo que queráis y sin problemas de avión ya que te la envían a casa en 48 h con previo aviso. Nosotros compramos dos tartas que me llegaron intactas, metidas en estas cajas de madera, una vez en casa disfrutamos de una, y la otra la congelé por raciones para tener siempre a mano un trocito, aunque sólo fuera en ocasiones especiales.




Y aquí mi trocito de tarta y el strudel de mi marido que para hablar de él os haré otro post, ya que tampoco hay que dejarlo atrás, también es famoso por Viena, buenísimo!!.... estoy hablando del strudel no de mi marido:)))

Vamos a por la receta que es lo más importante, está tan buena !!y aunque no es la original no os defraudará.

Ingredientes: En la receta original nos recomiendan un molde de 16cm el mio es de 18cm por eso ha quedado un poco más bajita.
60gr de almendra molida,50gr de harina de repostería,50 gr de azúcar glass,50 gr de azúcar normal,50 gr de mantequilla blanda,3 huevos, 75gr de chocolate fondant 70% cacao, 5 gr de Royal, 1 cucharada de esencia de vainilla o en polvo, yo he puesto mermelada casera de frutos rojos.
Cobertura: 150 gr de chocolate 70% de cacao, 175 gr de nata al 35%, 25 gr de mantequilla.

Primero vamos a poner al baño maría los 75gr de chocolate, cuando se haya fundido del todo lo reservamos.
Con las varillas eléctricas o la que tengáis batimos el azúcar glass con la mantequilla los 50 gr hasta integrarla bien con el azúcar. Añadimos el chocolate fundido y mezclamos de nuevo.


Separamos las claras de las yemas y las yemas las vamos añadiendo una a una, hasta que no esté integrada la primera, no poner las siguientes.
Montamos las claras a punto de nieve fuerte con el azúcar normal, que lo iremos añadiendo poco a poco.

Añadir la almendra molida y la vainilla a la mezcla.


Incorporar las claras poco a poco y mezclar a mano con una espátula para que no bajen, añadir tamizadas las harinas junto el Royal, también con movimientos envolventes.
Engrasar el molde y con cuidado ir pasando la masa. Calentar el horno a 150º.

Cuando esté caliente poner el molde en el horno unos 30 minutos, ir vigilando con un palo de brocheta o lo que utilicéis normalmente.
Una vez frío, lo sacamos del molde y con un cuchillo afilado lo cortamos en dos partes, ponemos la mermelada que hemos escogido y tapamos de nuevo.
Preparamos la cobertura: Ponemos en un cazo a hervir la nata, cuando arranque el hervor lo retiramos del fuego y añadimos el chocolate, vamos mezclando para que se funda en la nata caliente, por último añadimos la mantequilla.
Sobre una rejilla con una bandeja debajo ponemos el pastel y vamos tirando por encima toda la cobertura hasta napar toda la tarta, cuando haya templado, la pasamos un rato a la nevera, después ya podemos pasar a decorarla.
Con la cobertura que ha sobrado cuando ya tenía bien fría la tarta, he hecho las letras con el Decopen de Lékué, me ha ido muy bien.





© Chez Silvia | Theme by Maira G.