Chipirones rellenos de cebolla y castañas con patata enmascarada de jamón ibérico


Los chipirones es de esos platos que no pueden faltar en la carta de un restaurante de playa o de un chiringuito cerca del mar.
¿Conoces la diferencia entre un chipirón y un calamar?
Aunque no lo parezca y el tamaño nos engañe, no hay diferencia.
En el País Vasco se suele llamar txipirón al calamar de playa de tamaño pequeño, o sea son calamares de menor tamaño y mucho más tiernos que el calamar grande.
Al ser de menor tamaño se cocinan en menos tiempo pero también te digo que son más entretenidos para rellenar aunque con paciencia y ayuda de una cuchara pequeña se consigue.
El relleno no tiene ningún misterio, se aprovechan las patas de los chipirones con un buen sofrito de cebolla caramelizada y como ingrediente estrella y con toque otoñal unas castañas cocidas que tenía en el congelador de la temporada pasada.
La guarnición son unas patatas enmascaradas de las cuales he sustituido la butifarra de perol por jamón ibérico.
Resumiendo, un lujo de plato muy fácil de preparar ideal para días festivos o celebraciones.

Ingredientes:
16 chipirones
aceite
sal
cebollino o perejil picado
zumo de limón.
Ingredientes para el relleno:
2 cebollas picadas
chalota deshidratada
aletas y tentáculos de  los chipirones
aceite
sal y pimienta
4 castañas cocidas picadas
Ingredientes para las patatas enmascaradas:
4 patatas
aceite 
1 diente de ajo
sal y pimienta
50 gr de jamón ibérico.

Limpiamos muy bien los chipirones retirando la piel, la cabeza y la plumilla. Estos pasos te los pueden hacer en la pescadería. 
Las aletas y tentáculos, los retiramos también y los picamos reservandolos para preparar el relleno.
Para preparar el relleno pondremos en una sartén con un poco de aceite sofreímos a fuego medio las cebollas picadas finamente con un poco de sal para que suden. Cuando tenga un poco de color añadimos los tentáculos y aletas que tenemos reservado y continuamos con el sofrito unos minutos más.
Por último añadimos las castañas picadas, las chalota deshidratada, salpimentamos y mezclamos todos los ingredientes.
Reservar.
En una olla ponemos a hervir las patatas con piel bien lavadas.
Dependiendo del tamaño las patatas estarán cocidas entre los 25 y los 30 minutos.
Pelar las patatas, para chafarlas pasar por un pasapurés o por un rallador.
En una sartén poner aceite y el ajo picado, después de un minuto antes que se dore añadir el jamón ibérico picado y a continuación las patatas chafadas.
Mezclar bien y salpimentar.

Para acabar vamos a rellenar los chipirones con ayuda de una cucharita, como son pequeños no hace falta poner un palillo en el mismo grill con el calor se cierran.  
Poner un poco de aceite que podemos repartir por todo el grill con una brocha, poner los chipirones y dorar unos minutos hasta que estén cocidos
Cuando estén dorados aliñar con un poco más de aceite, de zumo de limón y cebollino picado.
Sacar los chipirones y desglasar el grill con un poco de agua para crear un poco de jugo.
Para servir, primero poner un poco de patata enmascarada, los chipirones encima y salsear con el jugo restante.

Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como Facebook o Instagram
back to top