Pollo asado con mantequilla de ajo y romero Guillermo


Si nunca has cocinado un pollo asado entero en el horno me gustaría que te animaras con esta receta, es un pollo de bandera, premio y lo que le venga.

Es posible que ahora que estás leyendo la receta y mirando la foto estás pensando Si hombre!!! que voy a poder hacer esta receta!!!

Ya de entrada casi oigo tus pensamientos, te digo que sí vas a poder hacer un pollo como este porque es una receta muy fácil y con pocos ingredientes, tan sólo debes vigilar el pollo de vez en cuando y regarlo con sus propios jugos para que no se seque.

Como verás lleva bastante romero, el romero Guillermo no es ninguna variedad de romero especial, es el romero de toda la vida pero en casa lo llamamos así por mi sobrino y ahijado Guille.

Tengo mi planta de romero plantada en la terraza desde el día de la comunión de mi sobrino Guille. Como recuerdo nos dió a todos los familiares una plantita de romero junto a la estampa.

La planta ha crecido tanto como el niño ja ja.

Como guarnición he puesto unas patatas con piel cortadas a gajos y unas manzanas cortadas de la misma manera que iremos incorporando a medida que se va cocinando el pollo.

El resultado es espectacular, tanto las patatas como las manzanas se van cocinando con el jugo del pollo y a la vez se van caramelizando. Están tan buenas que no será suficiente con ponerles un piso, se merecen un apartamento en Nueva York .

Ingredientes:

1 pollo grande entero y limpio
ramas de romero
sal y pimienta
1 c.s de mantequilla
3 ajos
1 limón
3 patatas
2 manzanas
***
Precalentar el horno a 240ºC.

Vamos a empezar lavando el pollo y secando muy bien con papel de cocina, debe estar muy seco para que quede muy crujiente.

Salpimentar por fuera y por dentro.

Poner dos o tres ramas de romero y medio limón en el interior del pollo y cerrar o coser.

En una sartén fundir la mantequilla con los ajos picados, no hace falta sofreír sólo fundir para que coja la mantequilla aroma de ajo.

Pintar todo el pollo con esta mantequilla y poner en una fuente de horno, la mía es una parrilla de Bra que utilizo para este tipo de recetas y me va muy muy bien.

Poner el pollo en el horno a medía altura y cocinar durante una hora en total.

Mientras cortar en rodajas las patatas y las manzanas.




El pollo ya lleva un cuarto de hora dentro del horno, toca empezar a regar todo el con sus propios jugos. Con cuidado levantamos la bandeja y con una cuchara cogemos el jugo y regamos por encima, de esta manera el ajo no se quema y mantenemos el pollo jugoso.

Continuamos la cocción, cuando lleve otro cuarto de hora, añadimos alrededor del pollo las rodajas de las patatas y volvemos a regar con ayuda de la cuchara. Ahora encontrarás más cantidad de jugo.

Seguimos cocinando y pasado un cuarto de hora (ya levamos 3/4 de hora de tiempo) añadimos las manzanas también y volvemos a regar pollo y guarnición con los jugos y dejamos que se acabe de cocinar los 15 o 20 minutos que le faltan.

Si tenéis un termómetro de carnes podéis comprobar la temperatura interior del pollo, para saber si ya está cocido, debe estar a unos 75ºC , aunque a la vista también se aprecia.






Cuando lo saquéis del horno poner alrededor del pollo unas ramitas de romero fresco para que acabe de coger aromas y lo dejáis reposar 5-8 minutos antes de cortar y servir.

Espero que os animeis porque seguro que os sale de maravilla.





Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como Facebook o Instagram





back to top