Galletas de avena -Digestive-



Recuerdo hace un montón de años, con mi hermana nos gustaba probar productos integrales como magdalenas o galletas, la verdad es que en aquellos tiempos no habían muchos productos pero es ocasiones la una o la otra llegaba a casa con alguna novedad y era la excusa perfecta para preparar una taza de té y probar si realmente valía la pena pasarnos al bando integral en lo referente a desayunos y meriendas.
Para alguna que encontrábamos buena, el resto no las aprobamos por insípidas, resecas, sosas o nos parecían comida de pájaros.
Con los años todo mejora por suerte, pero no os creáis que he encontrado la galleta integral comercial ideal, algunas contienen bastante azúcar o sus ingredientes no son totalmente integrales por lo que al final decides que es mejor preparar tus galletas en casa.
Aunque no son muy galletera y mis desayunos son a base de pan integral con pavo, aguacate, atún o tomate, en ocasiones me viene de gusto romper la mañana o la tarde con una taza de té y una galleta.
Esta receta  a veces la preparo con harina de espelta sino tengo harina integral. 
Ingredientes:
120 gr de harina integral
90 gr de copos de avena
80 gr de azúcar moreno
90 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2-3 cucharadas de bebida de avena
1 c-c de gasificante (Royal)
1 pizca de sal
1c.c de extracto de vainilla
***
Triturar un poco los copos de avena con un robot de cocina, no hace falta triturar demasiado ni que quede como harina.
Con ayuda de un robot de cocina batir la mantequilla con el azúcar y el extracto de vainilla a velocidad media hasta que la mezcla esté homogénea y cremosa.
En otro bol mezclar la harina integral, los copos de avena, el gasificante, la sal y reservamos.
Añadir los ingredientes secos al bol de la mantequilla y empezamos a mezclar con ayuda de una espátula o tenedor, la mezcla final será como arenosa. Añadir dos cucharadas de bebida de avena y si hace falta se añade la tercera cucharada.
Compactar con las manos y formar una bola.
Poner la masa entre dos hojas de papel de horno o papel film y aplanar, de esta manera ya la tendremos preparada para formar las galletas.
Guardar en la nevera un mínimo de media hora.
Sacar la masa de la nevera y poner sobre la encimera o superficie de trabajo enharinada y extendemos la masa con cuidado hasta que nos quede de un grosor de 0´5 cm.
Precalentar el horno a 180ºC sin ventilador.
Cortamos las galletas con el molde que se escoja, en mi caso para cortar la masa he utilizado un aro pequeño de emplatar y dentro he puesto un estampador de galletas con letras.
Antes de poner el estampador (molde galletas con letras) lo he espolvoreado con harina para que no se pegue la masa.
Otra manera más sencilla es hacer bolas del mismo tamaño y pasar a una bandeja de horno, una vez en la bandeja aplastar las bolitas con el mismo sello para galletas quedando unas galletas un poco más rústicas. 
Con ayuda de una espátula pasar las galletas a la bandeja del horno.
Hornear las galletas unos 12-14 minutos o hasta que se vean doradas.
Pasar las galletas para que se enfríen sobre una rejilla, vigilar ya que recién salida del horno aún están muy blandas, a medida que van enfriando se van endureciendo hasta que quedan crujientes

Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter


© Chez Silvia | Theme by Maira G.