Torta rustica de patata trufada y camembert

Esta torta de patata trufada viene a ser como una tortilla de patata pero cuajada en el horno. Tiene una textura más suave que la tortilla porque las patatas se cuecen y se chafan a modo de puré.
A estas patatas le añadiremos queso camembert, es un queso con potencia que le va muy bien, también le añadiremos queso gruyère que ayudará a equilibrar el sabor de la torta, si te gusta la Tartiflette seguro que te recordará su sabor.
Para rematar la receta a la masa le añadimos huevos, estos nos ayudarán a cuajar la tarta, pero para dar ese toque diferente que tanto me gusta poner en las recetas, los huevos que he puesto son huevos trufados, son unos huevos que elabora Liderou  mediante un proceso natural han adquirido sabor y aroma característico de la trufa, son sorprendentemente deliciosos para ocasiones especiales.
Resumiendo en una torta sencilla de preparar, perfecta para cenas informales o de picoteo si tienes que poner diferentes platos y para acompañar cualquier ensalada verde o de tomates le quedará muy bien.
Ingredientes:
750 gr de patata tipo kennebec
100 ml de leche
60 gr de mantequilla
2 huevos trufados
80 gr de queso camembert sin la piel
45 gr de queso gruyère rallado
4 hojas de albahaca cortada finamente
sal y pimienta
***
Pelar las patatas y poner enteras a hervir en abundante agua con sal alrededor de 20 minutos o hasta que estén cocidas.
Poner las patatas en un bol y con ayuda de un chafapatata formar un puré y salpimentar.
Añadir la leche, la mantequilla y los huevos, aprovechando que las patata aún está caliente para facilitar la mezcla.
Precalentar el horno a 200ºC
Añadir a la mezcla el queso camembert cortado a dados pequeños y el queso gruyère rallado y mezclar bien para que se acaben de fundir en la masa, por último incorporar la albahaca picada.
Engrasar la base y las paredes de un molde antiadherente ( el mio de 23cm) y verter la masa de patata alisando con el dorso de una espátula.
Hornear alrededor de 45-55 minutos, hasta que la torta esté cuajada y dorada.
Antes de desmoldar dejar reposar en el molde unos 10 minutos.
Servir con algún tipo de ensalada.

Puedes preparar la misma receta que un queso más suave como el brie y si no encuentras los huevos trufados puedes añadir a la mezcla unas gotas de aceite de trufa.


Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter
© Chez Silvia | Theme by Maira G.