Bizcocho de chocolate vegano

Lo poco que llevamos de otoño o de cambio de estación necesito a diario una pequeña ración de chocolate. Cada día necesito llevarme a la boca una onza y disfruto del momento mientras me dura, lo dejo que se funda y espero el premio como si de un huevo kinder se tratara, mi premio, la almendra, me encanta el chocolate con almendras sin azúcar.
Aunque soy más de desayunos salados los bizcochos de chocolate me gustan, mis hijos me los piden de vez en cuando, he intento que sean con poco azúcar y lo más saludable posibles.
La verdad es que me cuesta encontrar pasteles o bizcochos saludables que a la vista apetezcan un montón y que cuando los pruebas digas ohhh que bueno!!!, he hecho algunas que no me ha gustado como han quedado de sabor o de textura, o las veo sosas y muy poco apetecibles.
Siempre investigo para encontrar de nuevas, pero siendo sincera también preparo postres que llevan azúcar, o leche condensada, nata o mantequilla y no voy a negar que las disfruto; son tan buenas como pecadoras pero de vez en cuando hay que darle estos caprichos al cuerpo.
Este bizcocho es intenso en sabor, húmedo y compacto.
No tiene el dulzor típico de los bizcochos o de las tartas pero no es soso en dulzor y el sabor de chocolate es mucho más intenso y puro típico del cacao, si eres muy muy fan del chocolate te va a gustar mucho.
Verás que lo he acompañado de uva negra, se agradece al paladar combinar una cucharada de tarta con fruta para refrescar y aligerar el bocado.
Ingredientes:
200 gr de yogurt vegetal (guardar vaso yogurt)
5 gr de levadura de repostería
4 cucharadas soperas de cacao (no muy colmadas)
2 medidas de vaso (yogurt) de harina de espelta integral
2 medidas de vaso (yogurt) de copos de avena procesados en forma de harina
2 medidas ( yogurt) 300 ml de sirope de agave
1 medida (yogurt) de bebida de avellanas ( almendras o avena)
1 medida (yogurt) aceite de oliva suave
uva negra y menta para decorar.
***
En un bol mezclar todos los ingredientes húmedos, yogurt, la bebida de avellanas, el sirope y el aceite.
Incorporar al bol las harinas tamizadas,la levadura y el cacao, podemos poner un poco de sal, removemos bien hasta obtener una masa homogénea.
Verter la masa en un molde desmontable previamente engrasado y con la base forrada con papel de horno.
Introducir el molde en el horno previamente calentado a 180ºC a media altura durante 30-40 minutos, comprobar pinchando la masa con un palillo y si sale limpio es que está en su punto.
Como cada horno es un mundo comprobar a partir de los 30 minutos y si hace falta incrementar unos minutos el tiempo de cocción.
Retirar el molde del horno y dejar enfriar antes de desmoldar unos 10 minutos  y colocar sobre una rejilla para que se enfríe por completo.
Decorar con un poco de cacao en polvo sin azúcar y la uva negra



Los comentarios están cerrados en el blog pero puedes dejar un comentario de esta receta o cualquier duda en mis redes sociales como FacebookInstagram o Twitter


© Chez Silvia | Theme by Maira G.