Financiers de mantequilla y avellanas con naranja confitada

Con estos financiers vais a quedar la mar de bien para acompañar un café o en la sobremesa, con un ligero sabor a avellanas y más pronunciado sabor a naranja confitada.
La receta es de mi gran amigo David de Te ayudo a cocinar, un gran chef, me gustan todas sus recetas, siempre nos ofrece desde una tapa a un plato de fiesta.
Como persona aunque no lo conozco personalmente es un encanto, me ha ayudado un montón y lo aprecio aún más:)
David colabora con sus recetas en Naturarla y este mes se ha decantado por lago más dulce,  en casa hemos quedado encantados por su sabor y esponjosidad.
Estos financiers tienen la medida perfecta para ser degustados tras una comida, son tan pequeños que en un bocado se comen, por eso hice la versión mini magdalena, ideal para desayunos y meriendas.

Ingredientes: 160 gr de mantequilla de buena calidad, 100gr de avellanas en polvo, 180 gr de azúcar glass, 50 gr de harina de repostería, 150gr de claras de huevo o unas 5 claras, 20 gr de mermelada de naranja, 1 vaina de vainilla, daditos de naranja confitada..

Primero fundiremos la mantequilla en un cazo sin que se queme, sólo ha de coger un color dorado, colar y dejar templar unos 10 minutos.
En un recipiente yo lo he hecho con la K.A, poner el polvo de avellana, azúcar y harina. Rascar la vaina y poner los granitos a esta mezcla.
Poner las claras de huevo y la mermelada de naranja y mezclar a velocidad media con ayuda de la pala. Cuando esté casi bien mezclado añadir la mantequilla fundida y seguir mezclando hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.
Pasamos esta masa a una manga pastelera y la guardamos en la nevera unas dos-tres horas.
Precalentar el horno a 180ºC. Rellenar las cápsulas con la masa y poner por encima trocitos de naranja confitada.
Hornear unos 8 minutos los pequeños y unos 10 las mini magdalenas, pero a la vista ya se ven si están cocidos o no.
David nos sugiere aprovechar estos financiers para elaborar un postre, nada más acabar se me ocurrió este, sencillo, pero delicioso.



back to top