Ñoquis caseros con rossinyols, higos y mantequilla de salvia


Sin duda los platos italianos en casa son los que triunfan más, da lo mismo que cocine pasta, una carne o pizza, todos los platos son bienvenidos. Ñoquis caseros he hecho dos o tres veces y en el blog publiqué hace años unos de remolacha que nos gustaron mucho pero sinceramente no los he preparado más veces. 
Los Ñoquis no tienen dificultad pero hay que tener su tiempo para elaborarlos, por eso el día que me pongo hago bastantes para congelar la mitad, y la verdad después de un tiempo hace ilusión encontrar una bolsa en el congelador, sólo hay que poner a hervir y cambiar de salsa.
Ingredientes para los ñoquis ( para 6-8):
1kg de patata tipo Kennebec o para cocer.
2 yemas de huevo
sal y pimienta
100 gr de harina de trigo
Para acompañar:
Rossinyols
aceite
perejil
sal y pimienta
5-6 higos frescos
Para la salsa:
100 gr de mantequilla
4-5 hojas de salvia
****
Las patatas mejor si todas son del mismo tamaño y las podemos hervir en abundante agua salada en una olla durante 20 minutos. Yo las he preparado en mi olla rápida Selecta en 7 minutos, se cuecen en un momento.
Cuando estén cocidas comprobamos las patatas pinchando con la punta de un cuchillo y las dejamos enfriar escurridas unos 15 minutos para poder sacar la piel sin quemarnos.
Chafamos las patatas o las pasamos por un pasapurés aunque estén templadas va bien para manejar la masa. Salpimentar las patatas, añadir las yemas y la harina y mezclar con los dedos hasta formar una bola.
Ponemos harina o maizena en la superficie de trabajo y en las manos y de la masa cortamos porciones de las que haremos un churro, de cada churro cortamos los ñoquis del tamaño que nos gusten.
Para dar la forma auténtica de los ñoquis hay un utensilio de madera que deja las típicas rallas marcadas,pero también te puede servir hacerlo con un tenedor pero esta vez he ido a la práctica y los he dejado redonditos.
Pasar los ñoquis formados a una bandeja que tenga un poco de harina para que no se enganchen entre ellos. Reservar.
En una sartén poner un poco de aceite y saltear brevemente los rossinyols, salpimentar y espolvorear con un poco de perejil.
Para hacer la salsa, poner en un cazo la mantequilla y dejar derretir a fuego bajo junto las hojas de salvia hasta que esté totalmente fundida.
Para hacer los ñoquis ponemos en una olla abundante agua con sal y esperamos a que rompa a hervir. Pondremos los ñoquis por tandas de 15 por ejemplo.
Primero se hundirán hasta el fondo, al poco rato suben a la superficie flotando, es el momento de sacar de la olla con ayuda de una espumadera. Servir en los platos.
Para presentar el plato, ponemos encima de los ñoquis repartidos unos cuantos rossinyols,regamos con una cucharada de mantequilla de salvia y decoramos con los higos 
Nota:
Los ñoquis se pueden congelar perfectamente. Una vez formados los pones en una bandeja que te quepa bien en el congelador con papel de horno y vas colocando los ñoquis uno al lado de otro sin que se toquen. Una vez congelados los sacas y ya los puedes poner dentro de una bolsa tipo zip.
El día que los quieras cocinar,los pones en la olla directamente congelados y el tiempo de cocción será el mismo, una vez floten en la superficie ya estarán listos.

IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios

Publicar un comentario

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.