Muslos de pollo asados al horno con manzana y castañas



Me gusta cocinar toda clase de recetas, pero cuando entramos en otoño o en épocas de frío hay recetas que me invitan a quedarme en casa y no salir de la cocina en un rato. 

Este tipo de recetas suele ser de cocción lenta, las que me gustan más son las que empiezan en el fuego y acaban en el horno. Estas recetas aunque suelen ser largas en tiempos, normalmente  no suelen ser complicadas; remueves un poco, añades un vino o unas aromáticas; frutas o frutos secos;  es lo que tiene el chup chup y tener algo de tiempo.

Estos muslitos están para chuparse los dedos literalmente, están doraditos, llenos de sabor y muy otoñales con sus manzanas y aromáticas, al festival le acompañan unas patatas asadas al horno con cerezas deshidratadas, castañas y ajos.

Un detalle, no he utilizado aceite de oliva, en este caso un trozo de panceta ibérica que he fundido hasta convertir en aceite para dorar el pollo y la patatas, no os podéis imaginar que buen sabor tenía este guiso

Las castañas, ya las compro peladas y cocidas, super prácticas para poner en cualquier receta, las podéis encontrar en la sección de frutos secos del Mercadona..

Si utilizáis tanto bandejas como cocotte de Le Creuset son ideales para este tipo de cocciones, como podéis ver he cocinado las dos cosas a la vez, sólo hay que controlar los tiempos una vez has puesto los ingredientes en la cocotte o bandeja.



Ingredientes:

4-6 muslitos de pollo
150-200 gr de panceta ibérica o manteca de cerdo
tomillo fresco
2 manzanas
1 hoja de laurel sal y pimienta

6 patatas 
10-12 castañas cocidas
3 ajos con piel
1 anís estrellado partido
3 o 4 cucharadas de grasa de la panceta
sal y pimienta
cerezas deshidratadas
tomillo fresco

Calentar el horno a 180ºC-200ºC. En una cocotte poner la panceta a trozos y dejar que se funda con el calor a fuego medio para que no se queme. Mientras salpimentar los muslos de pollo, cuando la grasa se haya fundido sacar 3 o 4 cucharadas y reservar para poner en la bandeja de las patatas.

Poner en la cocotte los muslos y un poco de tomillo fresco repartido por todo el pollo y lo doraremos brevemente a fuego medio. Mientras lavamos las manzanas, no hace falta pelar, las cortamos a rodajas y la añadimos a la cocotte junto a la hoja de laurel.

Poner la cocotte en el horno sin la tapa y asar el pollo alrededor de 45 minutos, los muslos deben quedar bien doraditos, de vez en cuando podemos abrir el horno para girarlos y vigilar también las manzanas.

Mientras se cuece el pollo preparamos la guarnición.


Lavar las patatas y cortar en rodajas de medio cm, poner en un fuente apta para horno bien repartidas. Salpimentar y mezclar bien, añadir los ajos aplastados pero sin pelar, las cerezas deshidratadas o si te gustan más puedes poner ciruelas, el anís estrellado, el tomillo fresco y regar todo con la grasa de la panceta que tenemos reservada. Las castañas las pondremos en los últimos minutos para que no se quemen.

Poner la bandeja en el horno junto a la cocotte, y cocer la guarnición entre 30 y 45 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que las patatas estén doradas y crujientes. Cuando falten unos 10 minutos para que estén cocinadas podemos añadir las castañas cocidas.



Durante la cocción  si ves que el pollo está bastante cocido, puedes pasar la cocotte a la parte de abajo de tu horno y subir la bandeja de la guarnición, así las patatas se dorarán.

Si prefieres hacer esta receta con aceite saldrá igual de rico, pero la panceta le da un sabor delicioso y a las patatas también estarán muy crujientes y sabrosas.








IMPRIMIR RECETA

8 comentarios

  1. Se ve riquísimo, y las fotografías, preciosas.
    Feliz día.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  2. Una verdadera delicia, esas patatas quedan insuperables y en conjunto todo muy rico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Con el día y la temperatura que tenemos desde luego esta receta es tentadora y buenísima.
    petons

    ResponderEliminar
  4. Qué pasada de plato Silvia, tiene una pinta espectacular, muy otoñal y delicioso.
    Yo también suelo comprar las castañas peladas del Mercadona y la verdad es que son muy prácticas, están muy ricas y dan muchísimo juego en la cocina.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. una receta que llama poderosamente.... me ha entrado un hambre brutal. Me encanta el tema de los guisos de pollo... a veces se queda a un lado,como que nadie quiere usarlo y está tan rico y es un recurso tan fácil.... así que me encanta la receta, con su punto de otoño que me encanta y más hoy que no para de llover y me gustan también las dos cocciones...así que no hay mucho que decir. Ah...el truco panceta me lo apunto.

    ResponderEliminar
  6. Vaya pintaza tu receta, no he visto las castañas en Mercadona pero las buscaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Super receta otoñal!! Me flipan las castañas para acompañar las aves. Tu receta se ve deliciosa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Mmmm me encanta como se ven estos muslos de pollo y me encantaría más tenerlos en mi mesa jaja genial lo de usar un trozo de panceta ibérica le tiene que aportar mucho sabor al asado y genial poner castañas nunca las usé en salado debo probar,besos

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.