Lasaña de pollo y calabaza




Cuando tengo tiempo me gusta preparar pasta casera pero la pasta para lasaña siempre la compro preparada, primero porque es muy práctica y segundo porque la que compro es de la que se cuece en en el horno mientras se hornea la receta y te ahorras el paso de la cocción.

Es una lasaña que se prepara bastante rápido, ya que la bechamel tampoco tarda tanto en cocinarse y el relleno que os propongo es muy sencillo pero a la lasaña le va a dar un sabor delicioso.

La pasta la compro en el super del Corte I, y no por hacer propaganda es que no la encuentro en ningún otro supermercado y es de la marca Rana, las cosas como sean,estas láminas son geniales para cocinar y es realmente buena y cuando compro los paquetes alguno se va directo al congelador.




Ingredientes para 4 cocottes

1 paquete de láminas para lasaña
2 pechugas de pollo
150 gr de calabaza picada
1 cebolla pequeña picada.
Aceite
Sal

Para la bechamel:

500 ml de leche
50 gr de harina
50 gr de mantequilla 
15 gr de fécula de patata o Maizena
sal, pimienta, nuez moscada

Queso rallado
Nata*


La bechamel la podéis preparar como os vaya mejor, o en un cazo o con un robot de cocina los pasos van a ser los mismos y los tiempos también, ya sabemos que los robots de cocina pueden ser muy prácticos para este tipo de recetas

En un cazo poner la mantequilla junto las harinas y dejar cocer un par de minutos hasta que la harina se haya cocido un poco.

Incorporar la leche poco a poco mientras vamos removiendo con unas varillas, y dejar cocer hasta que vaya espesando unos 8 minutos. Cuando esté casi lista, salpimentar y poner si te gusta un pellizco de nuez moscada.

Pasar la bechamel a un bol y tapar con papel film tocando la bechamel para que no se haga una costra. Reservar.

Ya sabéis que cuando la bechamel se va enfriando tiende a espesar más, si os gusta un poco más liquida añadir un chorrito de leche y mezclar de nuevo.

En una sartén haremos las pechugas de pollo, las salamos y las doramos bien. Reservar.

Picamos la cebolla y la calabaza en brunoise o si te va mejor pica las dos verduras con un robot. En una sartén con un poco de aceite pochamos la calabaza y cebolla unos tres minutos. Reservar.

Picar a cuchillo o con un robot las dos pechugas, no picar mucho, mejor que quede con trocitos pequeños y poner en un bol junto la cebolla y la calabaza salteada.




Montamos las lasañas:

Las laminas son rectangulares, las cortamos en 4 trozos cada hoja, no las cortes todas de entrada porque no vas a utilizar todas

Poner en el fondo de cada cocotte una cuchara sopera de bechamel, seguidamente una hoja de lasaña, una cuchara sopera de pollo con calabaza y un puñado de queso rallado. Poner otra hoja de lasaña y seguir los mismos pasos, una cuchara de bechamel, pollo con calabaza y el queso rallado. Continuar así hasta llegar al borde de la cocotte acabando con una cucharada de bechamel y queso rallado.

*Puede que os quede en el bol un poco de bechamel, se puede añadir un poco de nata liquida, mezclamos bien y esta bechamel más fluida la repartimos por los lados de cada cocotte para que quede más cremosa.
En el caso que no sobre bechamel, podemos poner un poco de nata liquida directamente.

Hornear a 210ºC unos 30-35 minutos.

La láminas que os sobran se envuelven en papel film y aguantan bien en la nevera unos días. 

A disfrutar de la comida!






© Chez Silvia | Theme by Maira G.