Garbanzos guisados



Siempre que puedo, durante la semana hago una escapada a pasar el día a mi casa del campo.  Es lo mejor que he hecho desde que lo descubrí hace unos años, tengo la ventaja que la casa está en el mismo pueblo donde trabaja mi marido y si buscamos más ventajas es el único día que podemos comer juntos, porque normalmente él come en la empresa.

Mi día allí es todo paz y sosiego, paseos, mi perro, recoger frutos (según la temporada) y hasta tengo tiempo de hacer algún plato contra el frío.

Lo mejor es el momento fotos, la casa ( de mis padres) está llena de props de estilismo fotográfico ideal para cualquier blogger gastronómico obsesionado por ellos, y aunque mis padres han tenido esta afición desde que llevaba trenzas, ahora están encantados de que salgan en mis fotografías, para ellos son su hobby son  las antíguedades, para mi mis cacharritos para las fotos del blog.

En la foto podéis ver una auténtica legumbrera individual de loza antigua, la saqué de la vitrina, hice las fotos, comimos con ella, la lavé y de vuelta a la vitrina, y así con todo lo que me tomo prestado, eso si nada sale de aquella casa, lo que se cuece allí, se queda allí.


Ingredientes:

1k 1/2 de garbanzos cocidos (del mercado)
1 trozo de chorizo para guisar
1 punta de jamón ibérico
1 cebolla picada
1 puerro picado
1 trozo de calabaza
1 zanahoria pequeña
1 ajo picado
1 cucharada de pimentón de la Vera dulce Las hermanas
sal y pimienta
aromáticas: romero, orégano, laurel
caldo de verduras,  de pollo suave, o agua.


Picar las verduras pequeñas o del tamaño que os gusten, mientras calentar en una cazuela un poco de aceite.
Pochar las verduras picadas con las aromáticas, a continuación añadir el chorizo y la punta de jamón también picados.

Cuando todo esté bien pochadito añadir el pimentón dulce, mezclar bien y añadir los garbanzos cocidos, añadir el caldo suave o el agua hasta cubrir los garbanzos y dejar hervir a fuego bajo unos 5-8 minutos.

Un plato de legumbres es perfecto para un día de frío, calienta el cuerpo y el alma como suele decir mi madre. Un buen pan y un buen vino pueden ser un buen aliado para acompañar este plato.

Que aproveche!!!!




© Chez Silvia | Theme by Maira G.