Sardinas a la brasa BBQ



Parece que el calor sofocante se ha ido, y es de agradecer, es un gustazo las temperaturas de estos días, frescas a primera hora de la mañana y un poco por la noche. Hace dos días puse el horno en marcha en casa y no morimos en el intento y ahora ya no da pereza cocinar en casa aunque sigo con mi ventana abierta para que entre la brisa.

Estas vacaciones he disfrutado como una niña pequeña trasladando mis fogones al jardín, y esto es lo que he hecho la mayoría de los días; es un placer trasladar la cocina entre pinos y aire puro de la montaña y aún más agradable cambiar el gas por leña, poner piñas y carbón y tener a mi alrededor todo tipo de aromáticas que nos acompañan todo el año.

Hoy vengo con sardinitas, y como dice la canción mis sardinitas que ricas son..... estas no son de Santurce pero eran fresquísimas y preciosas.

Cocinadas en BBQ son una pasada de buenas, sólo llevan ajo y perejil y en menos de 20 minutos están cocidas. Aprovechar el buen tiempo que nos queda para hacer barbacoas con sus aperitivos al sol, aunque en mi casa se hacen todo el año, eso si vamos más abrigados y todo lo organizamos en horas de más sol y luz.

Acompañadas de una una buena ensalada de tomates variados como hice en este caso o de diferentes ensaladas y pan tostado en la misma barbacoa os van a encantar. Vamos a por la receta por llamarla así, sino mejor vamos a por los sencillos consejos.




Pedir en la pescadería que os limpien la tripa de todas las sardinas, si lo pides con tiempo seguro que no hay problema, en mi caso eran más de 60 sardinas, los pescateros como por arte de magia lo hacen en un periquete.

También mejor conservar la cabeza, ya que de esta manera el relleno de ajo y perejil no se caerá mientras se asan.

En casa pasar por agua las sardinas y secar un poco con papel de cocina. Salar.

Ingredientes para unas 10 personas:

Entre 60 y 70 sardinas limpias de tripa y con cabeza ( todo depende de cada comensal unos se comen 6 otros se pueden comer 10)

Un buen manojo de perejil fresco
5 o más ajos pelados
aceite
sal

Picar el ajo y perejil con una picadora o rallador manual. Reservar.

Una vez limpias las sardinas secar con papel y salar.

Rellenar las sardinas con un pellizco de la mezcla que hemos hecho con la picada de ajo y perejil.





Preparar la BBQ como hacéis normalmente, yo suelo combinar piñas y ramas de pino secas junto con carbón vegetal y esperar a que se formen unas buenas brasas.

Mientras, pintar con un un pincel la parrilla para sardinas y disponer las sardinas en ella de manera que unas tengan la cabeza arriba y la de al lado esté girada, también se pueden pintar con un  poco de aceite que tenga ajo y perejil picado, pero sin pasarse ya que el aceite si cae en las brasas puede formar fuego y de esta manera las sardinas se carbonizan y esta no es la idea.



Durante la cocción ir dando vueltas por igual a la parrilla y en poco tiempo estarán cocidas, doraditas y listas para pasar a una bandeja.

Un vino muy frío, muchas servilletas de papel y unas manos preparadas para ir sacando las raspas bien limpias, es lo único que se necesita para poder disfrutar de una buena sardinada.



© Chez Silvia | Theme by Maira G.