Ravioli de confit de pato con cremoso de patata



Hoy vestimos la mesa de fiesta, quiero enseñaros esta receta para ocasiones especiales o para ocasiones que se merecen un buen menú. La receta no es dificil, pero si un poco laboriosa, hay que hacer el relleno y las dos salsas pero el resultado final vale mucho la pena. 

Es una receta muy suave de sabor, elegante y se puede preparar con antelación. Para las personas que no les gusta el pato, también se puede hacer con pollo por buscar un ingrediente que se parezca, eso sí con pato quedará con un sabor más potente que con el pollo.

El confit de pato lo podéis comprar en charcuterías o en la misma pollería, lo venden envasado al vacío y se pueden congelar tantas patas como queráis ya que siempre van envueltas individualmente.

La pasta wonton para los raviolis la compro en los supermercados chinos, la tienen en el congelador y siempre compro varios paquetes para no quedarme nunca sin ellos.
Se dejan descongelar en la nevera y listos para hacer servir.

Vamos a por la receta.


Ingredientes para 4 personas:
Para el cremoso de patata:

4 patatas medianas
agua
1 taza de leche evaporada o nata liquida
sal y pimienta
1 nuez de mantequilla
1 cucharada de postre de aceite de trufa blanca.

Para los raviolis y su relleno:

12 círculos de pasta wonton
1 muslo de confit de pato
1 cebolla picada
sal
pimienta
nuez moscada
1 cucharada de harina
200 cl leche

Para la salsa de fondo oscuro sencillo:

Huesos del muslo del confit
1 cebolla pequeña
1 zanahoria pequeña
aceite
1 taza de caldo de ternera, pollo o vegetal
una nuez de mantequilla
espesante express o (1 cuch/p de Maizena + 1 la medida de una taza de café de agua fría)

------------------------------------------

Vamos hacer el cremoso de patata:

El cremoso de patata lo hago con la Thermomix por comodidad y por lo suave que quedan las cremas pero se hace de igual manera en una olla y después se tritura con el turmix.

Poner en el vaso de la Thermomix las patatas a dados cubiertas con agua y sal, o medio agua medio leche, cocer 20 minutos a 100ªC giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Cuando estén cocidas escurrir el exceso de liquido y poner la leche evaporada o la nata líquida, la mantequilla, sal y pimienta y triturar hasta tener un puré muy fino y suave. Si os parece una mezcla muy espesa añadir un poco más de leche y batir de nuevo. Por último poner la cucharadita de aceite de trufa blanca y mezclar. Reservar.

Vamos hacer el relleno de los raviolis:

Para desmenuzar mejor el confit, calentar un minuto en el microndas sin la bolsa, sacar el exceso de grasa y la piel y desmenuzar con los dedos o picar todo bien pequeño. Guardar el hueso para el fondo oscuro.

Ahora haremos una especie de bechamel; en un cazo poner la mantequilla y pochar la cebolla finamente picada, añadir la cucharada de harina y tostar suavemente, mezclar y sin dejar de remover ir añadiendo la leche templada con unas varillas hasta que espese. Rectificar de sal y pimienta. Añadir a esta bechamel el confit de pato desmenuzado, mezclar bien y pasar esta masa a una manga pastelera y dejar enfriar en la nevera.



Vamos a hacer el fondo oscuro sencillo:

En un cazo poner un poco de aceite y poner los huesos del muslo, una cebolla a trozos y la zanahoria, dorar todo hasta que tenga un buen color dorado, unos 5-6 minutos.
Añadir la taza de caldo y salpimentar, dejar hervir alrededor de 10 minutos a fuego medio.

Colar la salsa de los huesos y volver a poner al fuego, ligar con la mantequilla y espesar con la Maizena o el espesante expres. Rectificar del sal.. Reservar tapado.

Vamos a hervir la pasta:

Poner agua con sal en una olla, no hace falta que sea muy grande porque vamos a hervir los discos por tandas de 3 o 4 círculos. Poner cerca un bol de agua fría y un trapo limpio para dejar los raviolis cocidos.

Cuando arranque el hervor tirar los raviolis y cocer alrededor de 30 segundos cada uno, retirar con una espumadera y pasar al bol de agua fría. Una vez estén fríos, poner encima de un trapo limpio. Hacer lo mismo con todos.

Mientras no ponemos el relleno, para que no se sequen, tapar con un trapo húmedo.

Relleno y forma de los raviolis:

Poner un poco de relleno en el centro del ravioli con ayuda de la manga, doblar por la mitad (media luna) y cerrar por ambos lados hacia el centro. 




Emplatado:

Servir en platos hondos primero el cremoso de patata caliente, poner en el centro los raviolis a vuestro gusto. Tres raviolis parecen pocos por lo buenos que están, pero como llevan el cremoso de patata, el plato queda más contundente.

Por ultimo poner una cucharada de salsa de fondo oscuro por encima de los raviolis.

Listos!!! y que los disfrutéis mucho!!!!




© Chez Silvia | Theme by Maira G.