Miguelitos de nata con vainilla



Cuando empecé a seguir los primeros blogs y aún no tenia el mío, conocí los famosos Miguelitos de Roda. Al principio pensé en lo buenos que debían ser y que  tendría dificultades para elaborarlos, sigo sin hacer el hojaldre casero, claro que a de ser una satisfacción comer el que has hecho tu misma como pasa con otras masas que hacemos, pero creo que el tiempo y dedicación que necesitas no compensa, prefiero comprarlo, hay marcas que lo hacen buenisimo, suelo comprar muchos rollos del Lidl y los congelo.

Estos Miguelitos los hice antes de que empezaran las calores, estos días en Barcelona está haciendo mucha, y según que día el horno me lo miro de reojo, me da pánico aunque algún día lo utilizaré para carnes que después comeremos fría.

Tenía ganas de que llegara el buen tiempo, sol, playa y piscina, y aunque reconozco que el calor me mata, me chafa, me quita el apetito y a veces me da hasta dolor de cabeza, es la mejor temporada para disfrutar del tiempo libre, de los días largos, paseos a última hora, helados, refrescos..bueno mojitos!!!! y de dedicar más tiempo a la familia.

Las vacaciones en el blog la voy a coger a mediados de julio, pero durante el mes de junio publicaré menos, para hacer lo que durante los meses de frío no puedes hacer, y no me digáis que no, pero hasta el ordenador me da calor!!!!

Estos Miguelitos tan sencillos con un toque de vainilla en la nata no me los quería perder y tuvieron tanto éxito que me animaré otro día rellenos de trufa o de crema.



Ingredientes: 2 paquetes de masa de hojaldre cuadrada, 1l de nata para montar, 150-200gr de azúcar lustre, una cucharadita de esencia de vainilla. azúcar glas.

Precalentar el horno a 190-200ºC.

Cortar la masa de hojaldre en cuadrados iguales o rectángulos, yo los corté con un cortador de raviolis dentado así el corte queda más bonito. Poner en la bandeja del horno con papel vegetal y separados entre si, se puede poner azúcar por encima pero no es necesario.

Poner en el horno hasta que los cuadrados  estén de color dorado claro, unos 12-15 minutos.

Mientras montamos la nata muy fría, antes de que monte ponemos la esencia de vainilla y seguimos montando hasta que empiece a coger cuerpo, entonces añadimos el azúcar, no poner toda de golpe por si os gusta menos dulce, seguir montando hasta que esté bien firme. Ponen en una manga pastelera y guardar en la nevera.

Cortar con un cuchillo de sierra y con cuidado los hojaldres, rellenar con la nata montada, tapar y espolvorear con azúcar glas.




IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.