Gougères con jamon y fruta de membrillo y manzana.




Estas navidades quise variar un poco los aperitivos, más o menos siempre hago los mismos ingredientes para elaborarlos; jamón, foie, salmón, patés....etc ya que son tradicionales en casa, pero les cambio el vestido para presentarlos en la mesa.

Descubrí los gougères hace tiempo, es una receta francesa de masa choux parecido a una lionesa, pero hasta estas navidades no la había hecho, tenía guardada la receta de Fresa & pimienta y repasando mis carpetas pensé que no podía haber mejor ocasión para estrenarla con un aperitivo.

Son unos bocaditos muy muy tiernos, suaves y tan pequeños que te los come casi casi como cerezas. Estas navidades los he hecho dos veces con diferentes rellenos, porque están deliciosos hasta solos pero admiten muy variados rellenos.



Ingredientes: 80 ml de agua, 100ml de leche, 5 gr de sal, 100gr de mantequilla, 100gr de harina, 30 gr de queso gruyère, 3 huevos, semillas de amapola.
Para el relleno: fruta de membrillo y manzana, jamón ibérico.

Tamizar la harina y reservar. Llevar a ebullición el agua, la leche, la mantequilla y sal; cuando la mantequilla esté fundida añadir de golpe y ya fuera del fuego la harina, remover energicamente con una espátula de madera hasta que la masa se separe de las paredes del cazo.
Añadir los huevos uno a uno, no añadir el segundo hasta que el primero no se haya integrado. Yo sólo puse dos ya que según que harina puedes admitir más, con dos conseguí el punto pico de pato que se necesita.
Punto pico de pato: Textura que se consigue en la masa cuando al levantar la espátula la masa es lisa y homogénea y está cae con la forma de pico de pato.

A continuación añadir el queso rallado y remover de nuevo hasta integrar todo el queso.
Introducir la masa en una manga pastelera y hacer pequeñas cantidades en forma de bolitas en una bandeja forrada con papel de horno o silpat.

Hornear durante 18-20 minutos a 180ºC con el horno precalentado. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de rellenar.


El punto dulce lo podemos cambiar por huevo hilado o otro tipo de mermelada o chutney. Cuando hice la fruta de membrillo y manzana hice varios frascos de conserva y por desgracia ya los he terminado, la culpa es que le va  de maravilla a diferentes aperitivos.

Si los vais hacer con tiempo, se pueden hacer y una vez fríos se pueden congelar. Poner en un tapper bien puestos uno al lado de otro, poner papel de horno encima y formar una segunda capa de guogères.
Para descongelar sacar del congelador y en poco rato ya están a punto para el relleno.

La idea de congelar me gustó ya que una vez te pones con estos bocados puedes hacer las cantidades dobles y tener siempre en el congelador para cualquier aperitivo que se nos presente.






IMPRIMIR RECETA

28 comentarios

  1. Es la primera vez que los veo y tienen pinta de estar riquísimos. Rellenos mucho más, claro, jajaja. Y ya se me están ocurriendo varios ingredientes... Me llevo la receta. Besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  2. Silvia, com dius són un vici, van un darrera un altre.
    Petonets

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta... para comer uno y luego otro y otro... Apuntados. Besos

    ResponderEliminar
  4. Por favor qué monería, me encantan!

    ResponderEliminar
  5. Perfecto aperitivo, es un bocado delicioso, tanto el continente como el contenido.
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  6. Uy qué riiiiico!!!
    Me encantan las gougères, y te han quedado espectaculares.
    Jo, ahora cualquiera come en la cantina de la empresa... :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  7. silvia, me parecen ideales para llevarlo a alguna comida, tienen que ser unos bocados de lujo y con esa presentación tan mona, sólo invitan a coger uno detrás de otro. Me la apunto en pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Se prepara como un postre, que pequeños, me gustan!
    Con su relleno de jamon y membrillo deben de estar muy ricas.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Unos bocaditos super delicados y muy bien combinados. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  10. Oh Dios mio, qué MONADA de bollitos. La próxima vez que vaya a una fiesta de las que hay que aportar con algún plato, ya sé qué llevar :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Pues de tu carpeta a la mía y tiro porque me toca. Caen fijo!

    ResponderEliminar
  12. Aquestes petites delícies crec que porten el meu nom, no?
    Quina passada, i quines ganes de tastar-ho!
    Amb el teu permís, jo li trec el codony que no em va gaire, però la resta, tot cap a dintre!

    Petons!

    ResponderEliminar
  13. admiten muchas combinaciones y siempre son divinas con lo que pongas como estas tuyas,es un aperitrivo de lujo.
    Yo todavia las tengo en pendiendes,pero caeran¡¡
    peto

    ResponderEliminar
  14. M'encanten aquest gougères, tant bon punt ingui un ratet els probaré i si a més es poden congelar...... perfectes.
    El farcit que els hi has posat tot un luxe:
    petons

    ResponderEliminar
  15. nunca los he probado, y con la pinta que tienen ahora quiero hacerlosssss... tendré que encontrar una ocasión para intentarlo... mira que lo de la masa choux no es que me encante (prepararla) pero estas pequeñas maravillas creo que lo ameritan :)
    un besote!

    ResponderEliminar
  16. Qué bocados mas estupendos con diversos rellenos para una ocasión especial y quedas como una princesa.

    Bss

    ResponderEliminar
  17. que bocaditos más originales , me gustan y se ven deliciosos. saludos

    ResponderEliminar
  18. Esto es una cuenta pendiente en mi vida Silvia!. Mira que me gusta la pasta choux, pero nunca la hice en casa. Siempre queda algo por hacer en esta vida y creo que esta cuenta pendiente la tengo que cerrar ya!!!...estas pequeñas goujeres se ven preciosas, tan lindas para hacer canapés!!!..tienes un toque especial para hacer bocaditos y cositas de fiesta mi Silvia :)
    ahora estoy tentada por tu culpa ;)
    miles de cariñitos preciosa!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  19. me encanta el membrillo y la mezcla con el jamón tiene que estar de muerte....gracias por la idea

    ResponderEliminar
  20. No los conocía, pero me parece un bocado delicioso. Besos

    ResponderEliminar
  21. Es un no parar!!! empiezas y no paras hasta el final
    Bss

    ResponderEliminar
  22. Me parecen un bocado delicioso! Y la idea de congelar para futuras ocasiones está genial! ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola!
    Soy nuevita por aquí, así que me paso para dejar de ser anónima y seguirte la pista en estas recetas tan ricas que pones aquí.
    Como estas cucadas tan monas, parecen mini buñuelitos, y la versatilidad que tienen en el relleno me ha encantado, sinceramente.
    Un saludín! :)

    ResponderEliminar
  24. Tomé estos bollitos pero de los que vienen en bolsa y estaban ricos, así que caseros y con tan buen aspecto como el que tiene el tuyo me imagino que tienen que ser espectaculares de sabor.

    Besitos

    ResponderEliminar
  25. No els coneixia, però a simple vista deuen ser com les pipes per comenár i no parar.

    Muas

    ResponderEliminar
  26. qué cosa más rica y delicada! Para un bocadito se ve súper!
    besos

    ResponderEliminar
  27. Que bocado más rico y delicado.
    Se ven impresionantes. Y me han encantado la combinación de sabores.
    Y las fotos no pueden ser más preciosas.
    bsss

    ResponderEliminar
  28. Nunca los he probado, es más, nunca lo habia oido, otra cosita más que me llevo de pasar por aqui, lo que si te digo es que la pasta choux me encanta tanto con salado como con dulce, así que ya sabes!! Tienen que estar de vicio, de empezar y no parar.
    Besotes
    Ettore

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.