Calamares rellenos a la sidra.



Hoy viajamos a Asturias y os traigo una receta que seguro que os va a gustar a todos. Es de aquellas recetas que necesitan su tiempo pero como os he comentado en otras ocasiones vale la pena el tiempo invertido y sobre todo por los ingredientes de calidad que llevan.

Los calamares rellenos o en su defecto los chipirones, me persiguen desde hace bastantes meses, es de aquellas recetas que cuando la ves piensas en hacerla en breve, pasan los días y aún no has podido hacerla, paseas por blogs amigos y vuelves a ver recetas de calamares rellenos, desde luego "hay una señal" que te va avisando en cocinarlos.

La semana pasada fui un taller de guisos y como es evidente y no podía ser de otra manera, cocinamos calamares rellenos, y aquí ya me dije -Silvia este fin de semana; cocinas calamares rellenos.

Todo empezó cuando vi la receta de Noelia La Cucharina Mágica, y su receta me ha inspirado hacer los míos, porqué rellenar los chipirones como hizo ella con manzana, me pareció sublime, pero he cambiado un poco la receta original para añadir nuevos ingredientes, estos ingredientes son los que recibí hace pocos días de mi premio al concurso de recetas que organizó Noelia, Saborea Asturias.

No encontré chipirones pero me quedé unos calamares preciosos, en el relleno a parte de manzana he puesto carne de cerdo, unas salchichas blancas de Productos cárnicos El Cuco y la salsa está hecha con Sidra Trabanco.



Ingredientes: 12 calamares frescos, 1 cebolla grande, 1 ajo, 1 punta pequeña de jamón ibérico, 6 salchichas frescas El Cuco, 2 manzanas, harina, sal y pimienta.

Para cocer los calamares: 1cebolla grande, 3 cucharadas sopera de tomate frito, 3/4 de botella de Sidra Trabanco, 800 ml de caldo de pescado.

Harina y aceite para freír los calamares.

Picada final: unas cuantas almendras, 1 ajo, un poco de perejil fresco y un trozo de pan duro o biscotti o galleta tipo María, yo he puesto una galleta integral y por casualidad era de manzana.

Empezamos por el relleno, limpiamos muy bien los calamares cortando a parte aletas y patas, este paso normalmente lo hace el pescatero.

Girar los calamares del revés, así evitamos poner el palillo para cerrar, los calamares si están girados,  cuando hagamos el paso de freír, se contraen y quedan cerrados.

Picar las aletas y patas en trozos pequeños y reservar, os aconsejo que todo el calamar y extremidades estén muy escurridos para que no salpiquen ni dejen ir mucha agua al sofrito.

En una sartén poner un poco de aceite y sofreír la cebolla picada pequeña junto al ajo también picado, después añadimos el jamón ibérico también cortado pequeñito y sofreír unos minutos.

A media cocción poner la carne de la salchicha fresca, yo la pongo sin la piel, queda como carne picada, sofreír todo unos minutos y seguidamente añadir las aletas y patas picadas, todo debe cocer unos 7 minutos.

Mientras pelamos y cortamos a dados las manzanas, que añadiremos cuando el relleno esté casi hecho.

Antes de rellenar los calamares debe estar la farsa templada.

Rellenar los calamares con ayuda de una cuchara y reservar.

Ahora vamos a preparar la salsa para luego hervirlos.

Poner en una cocotte o cazuela, un poco de aceite, añadir la cebolla picada finamente, sofreír y añadir las cucharadas de tomate frito, cuando esté todo bien pochado, añadir la sidra, dejar hervir esta salsa unos 6 minutos y añadir el caldo de pescado, volver a dejar hervir unos 5 minutos y bajar el fuego. Mientras empezaremos a freír los calamares.

En una sartén poner aceite a calentar, pasar los calamares por harina y freír un minuto por cada lado, aquí hay que vigilar porque salta el aceite bastantes veces y ya sabemos lo que duele una gota en un dedo, pues yo tres gotas.... :))

A medida que los tenemos fritos los pasamos a la cazuela del caldo o jugo que tenemos a fuego bajo.

Dejar hervir los calamares a fuego bajo  y destapados entre los 45 minutos y una hora, depende del tamaño, mientras cuecen preparamos la picada final.

En una sartén freír con un poquito de aceite, el ajo, perejil, almendras, que se dore todo un poco, sacar de la sartén y picar en el mortero junto la galleta. Añadir la picada a los calamares y probar el punto de sal que no hemos puesto en todo el guiso, ya que el relleno lleva jamón ibérico



Si la salsa os gusta más espesa, poner disuelta una cucharada en agua fría de Maizena a los calamares, de todas maneras si los cocéis destapados y la misma picada ayudan a espesar la salsa.

Si os sobra mucho jugo una vez acabados los calamares lo podéis congelar y aprovechar para hacer unas deliciosas albóndigas de pescado u otro plato tipo mar y montaña.



IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.