Boeuf bourguignon.




El boeuf bourguignon es un plato tradicional de la cocina francesa. Su nombre se debe a sus dos ingredientes principales, la carne de buey y el vino de Borgoña. Es un plato consistente que se elabora con carne de buey en su defecto de ternera cocinado con ciertas verduras y en vino de Borgoña o perfectamente nos va a valer un Côtes du rhône, y aromatizado con un bouquet garní.


Siempre recomiendo un buen vino para elaborar recetas, cuando utilizo vino tinto como en esta intento utilizar el mismo que vamos a beber en la mesa, sino a ser posible lo más parecido, ya que un vino de mala calidad puede estropearnos nuestro guiso.

Lo mismo hago cuando utilizo vino blanco, rancio o cava, que sea de buena calidad, tenemos muchas variedades a buen precio.

Los guisos con vino tinto, han de ser a fuego bajo para que aromaticen nuestro guiso, recordar que cuando el guiso llega a punto de hervor, estos se evaporan y el vino queda en si destruido.

Y ya que estamos cocinando una buena receta, mientras la cocino me encanta acompañar el momento con una copa del mismo vino que estoy utilizando y si es en buena compañía pues mucho mejor.

La cocción es larga, precisa paciencia y como he dicho en otras ocasiones, las recetas con esmero y mucho amor salen perfectas.

El boeuf bourguignon se puede acompañar de tallarines o arroz, pero a mi me gusta de manera tradicional, con patatas mini cocidas al vapor.

La receta es del fantástico libro de Julia Child, la he cocinado prácticamente igual, he adaptado alguna cantidad e ingrediente.

Ingredientes: 150gr de beicon ahumado o no, aceite de oliva, 800gr de carne de buey o para estofar cortada a dados, 1 zanahoria grande cortada en rodajas, 1 cebolla grande cortada finamente, sal, pimienta, 2 cucharadas de harina, 3 tazas de buen vino de borgoña, 3 tazas de caldo de ternera yo utilicé fondo oscuro que tenía en el congelador, 1 cucharada de tomate en pasta o tomate concentrado, 2 dientes de ajo majados, laurel, 1 bouquet de hierbas aromáticas, perejil y unas 20 mini patatas.

He utilizado una cocotte pero si tenéis otro tipo de olla que pueda ir al horno, también os irá bien.

Precalentar el horno a 200ºC.

Cortar el beicon en trozos pequeños y saltear con un poco de aceite a fuego moderado durante dos o tres minutos para que coja un poco de color.
Retirar el beicon con una espumadera y reservar.

Secar con papel de cocina la carne, así se dorará bien, por lo contrario desprende mucha agua y queda como hervida.

Saltear la carne en dados por todos los lados, hasta que tenga toda ella un buen color tostado dorado, sacar y reservar junto al beicon.
En la misma cazuela vamos a saltear las verduras, que queden doradas y crujientes y si tenemos exceso de grasa sacamos un poco.

Poner de nuevo en la cazuela el beicon y la carne, salpimentar, espolvorear con la harina y mezclar todo con una cuchara para que se cubra toda la carne de harina.
Colocar la cazuela destapada en el horno, en la parte alta unos 4 minutos para que se tueste la harina y quede como una costra. Sacar la cazuela de nuevo y bajar la temperatura del horno a 165ºC.

Poner el vino y el caldo o fondo en la cazuela, lo suficiente para que cubra bien la carne, añadir el tomate concentrado, el ajo, y el bouquet de hierbas aromáticas, llevar a hervir y cuando empiece tapar y poner la cazuela en el horno de nuevo, mantener esta temperatura al menos durante 2h, 2 1/2, la carne estará hecha cuando esté tierna al pincharla con un tenedor.

Mientras cocemos las patatas enteras y con piel, bien lavadas. Se pueden hervir, yo las he hecho al horno a vapor hasta que estén tiernas.



Se sirve el estofado en una fuente o en mini cocottes, poner las patatas a parte para que cada comensal se sirva las que quiera.
Acompañar de un buen pan y ha disfrutar de este plato muy adecuado para un frío día de invierno. Os recomiendo cocinarlo una tranquila mañana de domingo.

Bon Appétit!







© Chez Silvia | Theme by Maira G.