Pandoro {Amasado Thermomix}






El año pasado no lo hice por lo laborioso que es, pero después cuando te lo comes piensas, vale la pena!, pero la verdad con los días que llevamos todos durante las fiestas, pensando en menús, regalos, orden de la casa, algunos con niños pequeños en casa etc, no puedes estar tres días haciendo la misma receta y esta me sabe mal porque está muy buena.

El pandoro es un dulce originario de la ciudad de Verona, es junto al Panettone unos de los dulces navideños más típicos de Italia.
Hay varias recetas, varían poco pero todas son muy laboriosas, incluso los propios italianos prefieren comprarlo en sus confiterias de confianza.

En casa lo conocimos hace años, un cliente italiano de mi marido, cada año nos regalaba uno, estaba que quitaba el sentido, pero un año ya no se lo regalaron y nos quedamos con las ganas y fue cuando decidí comprar el molde y hacerlo en casa.

Como os he contado, tardas tres días en hacerlo con tanta masa diferente por medio levando, acabas un poco saturada y aburrida del pobre bizcocho.

Este año ha vuelto a salir el tema pandoro pero no quería pasar por el calvario de la receta, me enviaron esta de la web de Thermomix de alguna lectora, pero la web oficial no la ha probado y no se hacen responsables del resultado final, yo he modificado un poco la receta y la verdad estoy encantada como ha quedado, de su sabor y de su esponjosidad.

Ingredientes: entre 375-400gr de harina (no poner toda de entrada), 110gr de azúcar, 1 cucharada sopera de azúcar vainillada, 1cucharada de café de esencia de vainilla, 50gr de agua, 2 huevos, 3 yemas, 170 gr de mantequilla punto pomada, 25gr de levadura fresca, azúcar glass.

Pesar la harina y reservar.

Poner en el vaso el agua con la levadura y programar 1minuto y medio a 37ºC velocidad 4.

Añadir los huevos, las yemas, los dos azúcares, la esencia y programar 1 minuto velocidad 4.

Por el bocal ir echando la harina poco a poco mientras se va mezclando, poner toda la que la masa admita, debe quedar un masa blanda y pegajosa, pero que podáis manipular si tenéis las manos engrasadas.

Cuidado de no poner más harina de la que necesita podría dejar una vez cocido el Pandoro demasiado compacto.

La masa no debe quedar como la de unos muffins, pero tampoco como la del pan, un entremedio. Añadir la mantequilla a dados y amasar a velocidad espiga un minuto y medio, si cuando finalice el amasado aún os queda mantequilla por integrar en la masa acabar de amasar a mano en la encimera. Cuando estés en este proceso poner en la encimera harina y poner la masa y con ayuda de una rasqueta de pan doblar la masa de fuera hacia dentro, vereis que en este momento podéis dominar más la masa, pero aún se ve algo blanda, pero con las manos engrasadas se puede coger para ponerla dentro del molde de pandoro previamente engrasado.

Mi molde es de aluminio el original para hacer pandoro, lo compre hace años en Roma pero lo he visto en Enjuliana casi igual me parece que un poco más bajo que el mío.



Dejar levar la masa unas dos horas largas tapado, debe subir casi hasta el borde del molde, al menos casi a tres dedos del borde del molde. Lo dejo cerca de un radiador.

Con el horno previamente precalentado hornear a 200ºC unos 8-10 minutos, si se dora demasiado tapar con papel de plata, bajar a 170ºC y acabar de hornear unos 25-30 minutos, hacer la prueba de la aguja.

Templado, casi frío, girar y desmoldar en una rejilla. Poner por encima azúcar glass.

Para que quede todo lleno de azúcar lo hago de la siguiente manera.

En una bolsa de bocadillos grande, pongo el pandoro y bastante azúcar glass por encima, cierro la bolsa y la muevo con cuidado casi como una coctelera, vigilar no se rompa ahora el pandoro! así el azúcar se reparte igual por todo el bizcocho.

El próximo lo probaré en la K.A, pienso que también irá muy bien.



IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.