Pan de navidad tipo panettone.



Este fin de semana que ha sido un poco más largo he desconectado bastante del blog y de la cocina, aunque es raro en mi por lo que disfruto pero me ha ido bien desconectar un poco de todo. Me ha ayudado mucho no llevarme el ordenador, de esta manera seguro que no caía en la tentación.

Estos días estamos viendo por las redes muchos panes de navidad tipo panettone, hay muchas  recetas, los míos aunque estén presentados como mini panettones son más bien un pan de navidad por la sencillez de la receta. El panettone necesita casi tres días para su elaboración y aunque no descarto hacerlo en unos días, estos se hacen en una mañana y están también muy buenos.

Por petición familiar llevan trocitos de chocolate, y estos se los dedico a mi hijo que hoy cumple 16 años..



Ingredientes: Para el poolish: 150 gr de harina de fuerza, 150 ml de leche templada, 5 gr de levadura fresca.

Para la masa: 260gr de harina de fuerza, 5 gr de levadura fresca, 160ml de leche templada, 2 cucharadas de zumo de limón, 2 cucharadas de Gran Marnier, ralladura de medio limón, 100 gr de azúcar, 50 gr de mantequilla en pomada, media taza de pepitas de chocolate, el poolish que hemos preparado y un huevo para pintar.


La noche anterior hacemos el poolish, mezclamos los ingredientes bien, tapamos y dejamos en la encimera media hora, después ya podemos guardar en la nevera toda la noche.
Al día siguiente la sacamos al menos una hora antes de comenzar la masa final.

En un bol ponemos la harina con la levadura y la disolvemos con la leche templada, no ponemos toda la leche, segun que harinas absorben más, siempre estamos a tiempo de añadir el resto, dejamos por poner un poco. Mezclamos bien.

Ahora añadimos el zumo, el G.M, la ralladura y el azúcar y comenzamos el amasado.

Cuando la masa esté más o menos ligada añadimos el poolish y seguimos amasando que tendremos una masa fina pero aún pegajosa. En este momento añadimos la mantequilla y la integramos bien hasta tener una masa elástica. Si vemos que nos falta hidratación podemos añadir el resto de leche que no hemos puesto al principio, si por lo contrario vemos que la masa sigue demasiado pegajosa podemos añadir ahora un poquito más de harina, pero si amasáis bien la masa se os hará más manejable.

Añadimos la pepitas de chocolate, yo las he puesto a ojo, como media taza. Mezclamos bien, tapamos la masa y la dejamos levar hasta que doble su volumen, la he tenido unas dos horas cerca de un radiador.

Desgasificamos y hacemos porciones individuales formando como mini panecillos, poner dentro del los moldes de papel y estos puestos en un molde de silicona tipo muffins para que no se deformen.

Tapar y dejar que fermenten por ultima vez alrededor de una hora.



Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire, barnizar con el huevo  batido y hornear unos 30 minutos, más o menos, los vais controlando.

Sacar del horno y dejar enfriar.

Me salieron unos 9, el tercer día me quedaban dos, estaban un poco más compactos pero los puse unos segundos en el microondas a baja potencia; vuelven a ponerse esponjosos y blanditos.




IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.